803 policías: el déficit de la plantilla de Sevilla

  • La capital tiene menos carencias que la provincia, donde Dos Hermanas y Camas son los municipios más perjudicados.

Comentarios 1

El déficit real de la plantilla de la Policía Nacional en la provincia de Sevilla es de 803 policías. Este es el dato oficial que maneja la Jefatura Superior, que resulta de la suma de las plazas por cubrir tanto en Sevilla capital como en las distintas comisarías locales de la provincia, así como del número de agentes en situación de segunda actividad con destino. Traducido a porcentajes, la plantilla de la Policía en Sevilla padece unas carencias del 22% sobre la dotación prevista en el catálogo de puestos de trabajo que establece el Ministerio del Interior.

La capital sufre un déficit algo menos acusado, de en torno al 18%. Así, en Sevilla capital hay actualmente en servicio 1.939 agentes. En este dato se incluyen todas las unidades destinadas en la Jefatura Superior. Es decir, están contabilizados tanto los radiopatrullas de la unidad central de seguridad ciudadana como los de los distritos, así como todos los funcionarios de las distintas unidades de investigación, Policía Judicial y Extranjería, y especialidades como Policía Científica, Antidisturbios, Tedax, Subsuelo, Caballería o Guías Caninos, entre otras.

El porcentaje de déficit de personal del cuerpo en toda la provincia de Sevilla es del 22%

El catálogo del Ministerio del Interior determina que la plantilla idónea para Sevilla debe estar compuesta por 2.341 agentes. Es decir, sólo en la capital andaluza faltan por cubrir 402 puestos. Sin embargo, proporcionalmente no es la capital la que anda peor de efectivos. Algunas de las comisarías locales de la provincia sufren más carencias con respecto a lo que marca el catálogo que Sevilla. Preocupante es la situación de Dos Hermanas, donde deberían trabajar 210 agentes y sólo hay 159. Es decir, falta un 25% de la dotación prevista. Dos Hermanas no sólo es una ciudad con más población que algunas capitales de provincia andaluzas, sino que también es un punto caliente del tráfico de heroína en toda España.

El único refuerzo previsto para este año, de momento, es el de unos 40 agentes

Prueba de ello ha sido el último golpe a una red de traficantes de esta droga, que se ha saldado con nueve detenidos y con el alijo de diez kilos de heroína, en una operación llevada a cabo por el grupo de estupefacientes de la comisaría de Dos Hermanas. Como también lo fue el triple crimen ocurrido el año pasado en la barriada del Cerro Blanco, la misma en la que se intervinieron los diez kilos. Un traficante de este barrio, Ricardo García, mató presuntamente a otro traficante de origen turco, Mehmet Demir, de 56 años; su esposa, Sandra Capitán Capitán, de 26 años; y la hija de ésta, Lucía Begines Capitán, de sólo seis años. Los cuerpos fueron arrojados a un pozo y cubiertos con sosa cáustica. Es decir, Dos Hermanas tiene los mismos problemas que cualquier gran ciudad, pero sigue manteniendo una plantilla de policías demasiado corta para atender todas las necesidades de seguridad ciudadana en el municipio. Harían falta 51 agentes para cubrir todas las plazas.

La tercera ciudad más poblada de la provincia es Alcalá de Guadaíra, donde hay un déficit del 19%. En esta comisaría trabajan 132 agentes y debería haber 161. El cuarto municipio en número de policías es Morón de la Frontera, no tanto por su población, sino por estar ubicada allí la prisión Sevilla-II, que obliga a destinar más agentes a la comisaría local. Hay 111 policías en estas dependencias, cuando debería haber 146. El déficit de la plantilla de Morón es de 35 agentes, lo que supone un 24% sobre lo establecido en el catálogo.

El resto de comisarías tienen los mismos problemas de carencia de personal, si bien hay algunos pueblos con más necesidades que otros. Porcentualmente, la más afectada es Camas, con un 29%. En esta comisaría hay destinados 57 policías, cuando debería haber 80. En el caso de Écija, el porcentaje de déficit es del 25%, con 60 agentes sobre 79 previstos. San Juan padece un 20%, con 69 policías de 86, y Coria del Río está en el 19%, con 60 agentes sobre 74. El total de las comisarías locales suma un déficit de 188 policías. Hay destinados en ellas 648 agentes y debería haber 836 según lo que marca el catálogo. Así, las carencias en la provincia son algo más acusadas que en la capital, con una falta de personal cifrada en torno al 23%.

A estos datos hay que añadir el número de policías en situación de segunda actividad con destino. Son aquellos agentes que, por motivos de edad o discapacidad, se encuentran desempeñando una serie de funciones que no son puramente operativas, como pueden ser servicios de tipo administrativo, oficinas o aquellos trabajos que no requieran un despliegue físico acusado. Aquí el déficit es casi el doble que en el resto de la plantilla. En la provincia de Sevilla hay 333 agentes en situación de segunda actividad con destino, mientras que por catálogo debería haber 546. Es decir, faltan 213, lo que supone un porcentaje del 40% sobre el total de lo previsto.

Interior ha admitido públicamente en varias ocasiones el problema de la falta de policías, pero ha aclarado siempre que no se trata de un mal único y exclusivo de la provincia de Sevilla, sino que ocurre en toda España. La política de austeridad de los años de crisis, con la tasa de reposición cero, provocó que no se cubrieran las plazas vacantes por bajas o jubilaciones, lo que ha derivado, años después, en un verdadero problema. El Gobierno quiere tratar de solucionar estas carencias convocando ahora nuevas plazas -más de 3.300 en el año 2017-, pero el efecto que esta decisión pueda tener no se apreciará en las calles hasta al menos dentro de dos años. Los agentes que aprueben tienen que pasar un periodo de formación en la academia de Ávila y luego un tiempo de prácticas, por lo que tardarán en incorporarse a sus destinos definitivos. Mientras tanto, continuará la sangría en las distintas plantillas, puesto que las jubilaciones no se irán cubriendo. Todo ello redundará en un incremento de la edad media de los agentes.

Hasta entonces, la plantilla de Sevilla tendrá que conformarse con el refuerzo de aproximadamente 40 agentes que llegarán trasladados a la ciudad en el concurso general de méritos. Un refuerzo que, como ya dijo el secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP) en Sevilla, Antonio Díaz Aguilar, "no cubre en absoluto las necesidades de una plantilla como Sevilla". Este sindicalista lamentó que las carencias de personal haya provocado que haya muchos policías que todavía no han podido disfrutar de las vacaciones del año pasado, y recordó que el déficit supone una sobrecarga de trabajo para los agentes que están actualmente en la plantilla. Evidentemente, el hecho de que haya menos efectivos disponibles supone un mayor tiempo de respuesta a la hora de atender las incidencias. El representante de la CEP recordó que el problema de las custodias hospitalarias sigue siendo el mismo de siempre y no se ha producido ningún avance en las negociaciones para construir un módulo hospitalario para presos en Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios