tribuna de opinión

No es política, es Sevilla

  • El portavoz de Ciudadanos defiende que ha de primar el interés general de la ciudad por encima de los partidistas para aprobar el presupuesto

No es política, es Sevilla No es política, es Sevilla

No es política, es Sevilla

Viriato, pastor lusitano que venció al imperio romano en repetidas ocasiones, envió a unos emisarios con la encomienda de acordar las condiciones de la firma de la paz. Los enviados fueron sobornados por Marco Pompilio y, a su vuelta, asesinaron a Viriato mientras dormía. Al reclamar la recompensa prometida, el cónsul Escipión pronunció una frase que quedaría para la eternidad: "Roma no paga traidores".

Muchos siglos después, y con la debida distancia, en estos días se pone a prueba la fidelidad a Sevilla de todos los que la representamos en calidad de capitulares. En la próxima semana se va a medir el grado de generosidad y lealtad para con la ciudadanía sevillana de los grupos políticos, sobre los que debe primar el compromiso responsable con el interés general de la ciudad, cuyo principal instrumento de gestión, no lo olvidemos, es el presupuesto municipal.

"La ciudad no merece políticos que, para sacar tajada, prefieren que no haya presupuesto"

Como es sabido, a mediados de diciembre, Ciudadanos y el gobierno firmamos un acuerdo para el presupuesto 2018, un documento fruto de jornadas interminables de trabajo concienzudo desarrollado por este grupo municipal durante meses, ingrediente principal del proyecto presupuestario que será, por fin, sometido a pleno extraordinario a celebrar la próxima semana. Nuestra pretensión fundamental es ser útiles y ayudar a dar solución a los problemas, nos sobra la estéril confrontación y el no por el no. Hoy desde la oposición, y en el futuro en el lugar que nos coloquen los soberanos electores, tenemos la firme convicción de querer ser quienes construyen, aportan y facilitan la vida a los sevillanos. Así entendemos nuestra responsabilidad pública y para eso nos pagan.

En Ciudadanos somos perfectamente conscientes de la situación en la que el gobierno municipal tiene actualmente a nuestra Sevilla. La ciudadanía nos traslada, y compartimos con ella, la preocupación por el estancamiento de la ciudad, la creciente suciedad de sus calles, la sensación generalizada de descuido de los barrios, mientras las inversiones importantes no terminan de arrancar como consecuencia de la inacción y la irresponsable pelea de la vieja política. En fin, razones todas ellas que nos reafirman en la apuesta por ponernos el mono de trabajo y pelear día a día por impulsar la transformación y el crecimiento de nuestra ciudad.

Nosotros no queremos ser "más de lo mismo". Poco a poco estamos contribuyendo a cambiar las reglas de la política y eso está calando en la sociedad. Donde otros, véase la negociación del presupuesto municipal, buscan hueco para posturear y mentir, Ciudadanos ve la oportunidad de aportar y sumar. Por eso este proyecto político de país es distinto, ésa es la diferencia entre lo viejo y lo nuevo, sabemos que el bloqueo puede beneficiar al interés personal de algún portavoz y su rédito partidista, pero es obvio que daña a la sociedad sevillana. Lo tenemos meridianamente claro, pese a que a veces sea lo menos fácil, nuestra prioridad es velar por los intereses generales de todos los sevillanos, eso es lo que nos distingue.

La diferencia es la lealtad con Sevilla, el compromiso que hemos asumido con cada una de las mujeres y hombres que forman parte de nuestra querida ciudad. Por eso nos reafirmamos en que con el presupuesto de la ciudad no se juega. Porque en este asunto no sólo hablamos de política, hablamos del interés general de Sevilla, que no se merece políticos que, para sacar una ridícula tajada, prefieren que no haya presupuesto. Lealtad institucional y altura de miras, eso es lo que esperan nuestros conciudadanos. Sevilla no necesita ni bloqueos ni artimañas alternativas, Sevilla necesita un presupuesto.

El tiempo nos está dando la razón, los vientos cambian en la política, estoy seguro que tendrán premio quienes trabajan para proponer y solucionar, y recibirán el merecido castigo quienes, desde los rincones de la izquierda y la derecha, bloquean, tergiversan, posturean y se escudan en argucias "alternativas" para que Sevilla se quede sin presupuesto.

No hablamos de política, hablamos de Sevilla. Sevilla no pagará a traidores.

Nihil Prius Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios