Las precipitaciones de mayo dejan los embalses del Guadalquivir al 68%

  • Las intensas lluvias permiten alcanzar la media de los últimos 25 años hidrológicos y paliar un invierno muy seco

Las precipitaciones recogidas en mayo en los embalses del Guadalquivir fueron de 110 litros por metro cuadrado, un 155% por encima de la media histórica de los meses de mayo. Estas lluvias han facilitado el embalsamiento de casi 300 hectómetros cúbicos de agua y dejan los pantanos al 67,8% de su capacidad. De esta manera, las lluvias del mes pasado en la cuenca del Guadalquivir han permitido remontar la situación de déficit de precipitaciones que se venía registrando a lo largo del presente año hidrológico y han posibilitado igualar prácticamente ya la media de los 25 últimos años, según se desprende del informe pluviométrico que mensualmente elabora el Servicio Automático de Información Hidrológica (SAIH) de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

En una nota, este organismo explicó ayer que estas precipitaciones de mayo fueron más abundantes en la zona occidental de la demarcación, especialmente en la margen derecha del Guadalquivir. Así, la Sierra Norte ha sido la zona en la que se han registrado las precipitaciones más intensas, destacando en este sentido el embalse de El Pintado -en Cazalla de la Sierra-, donde se llegaron a anotar hasta 238 litros por metro cuadrado, y destacan también las zonas de la provincia de Córdoba del entorno de los embalses de Retortillo y Bembézar -Hornachuelos-, con 177 y 171 litros por metro cuadrado. Por el contrario, las precipitaciones registradas en los embalses granadinos de Negratín y San Clemente fueron las más bajas correspondientes al mes de mayo, con 21,3 y 31,1 litros por metro cuadrado.

Con respecto al año hidrológico 2015-16, el acumulado de precipitaciones asciende a 514 litros por metro cuadrado, lo que se traduce en un déficit de lluvia del 2% con respecto al valor medio de los últimos 25 años (525 litros por metro cuadrado). De esta forma, y según los datos extraídos de la red pluviométrica de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en los distintos embalses de la demarcación, la precipitación media del periodo comprendido entre el inicio del año hidrológico y el final de mayo de los últimos 25 años se ha superado en las provincias de Huelva, Jaén y Sevilla, se mantiene prácticamente en los embalses de Córdoba y se sitúa por debajo de dicha media en Granada y Ciudad Real. De esta forma, a lo largo del año hidrológico las máximas precipitaciones se localizan en la zona oriental, como las sierras de Cazorla, Segura y Alta Coloma -provincia de Jaén- y en Sierra Nevada (Granada), mientras que, en la zona occidental de la demarcación, esas máximas precipitaciones se localizan en la Sierra Norte y en la Sierra de Huelva.

El informe pluviométrico del SAIH del Guadalquivir concluye que las precipitaciones de mayo han contribuido a igualar los registros de precipitación media del año hidrológico con los de los últimos 25 años y que hasta que se inició mayo registraban "elevados índices de déficit pluviométrico". En paralelo al mes de mayo, las provincias de Granada y Ciudad Real destacan por ser las provincias donde menos ha llovido desde que se inició el presente año hidrológico.

Las precipitaciones registradas el pasado mes de mayo también han tenido reflejo en los embalses y han permitido incrementar las reservas de agua. En concreto, dichas lluvias han contribuido a aumentar en 298 hectómetros cúbicos el agua embalsada en el Guadalquivir, lo que supone un incremento de casi cuatro puntos con respecto a los registros anotados el pasado 1 de mayo. De esta forma, a 31 de mayo, los embalses de la cuenca del Guadalquivir guardaban hasta 5.498 hectómetros cúbicos de agua y estaban al 67,8% de su capacidad total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios