El presidente de la Audiencia niega que el fallo en el caso de Marta del Castillo "sea político ni un paripé"

El presidente de la Audiencia de Sevilla, Damián Álvarez, se refirió ayer a las críticas del padre de Marta del Castillo por la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de rechazar la recusación de los magistrados que deben dictar la nueva sentencia en el caso de Samuel Benítez, al asegurar que "ni hay una sentencia política ni un paripé".

El magistrado Damián Álvarez explicó al ser preguntado por las críticas del padre -que esta semana calificó de "un paripé" que sean los mismos magistrados que absolvieron a Samuel Benítez los que vuelvan a dictar sentencia- que "no comparte" estas críticas, si bien comenzó su respuesta asegurando que siente "muchísimo el calvario que están pasando" los familiares de Marta desde hace cuatro años.

Dicho esto, el presidente de la Audiencia de Sevilla apuntó que, aunque no quiere entrar en polémica con los padres de Marta, no hay nada extraño en la decisión del TSJA de rechazar la recusación planteada por la familia. "Ni hay una sentencia política ni un paripé", insistió el magistrado, que añadió: "Esto funciona así y no siempre sale a gusto de todo el mundo, como ha ocurrido con la recusación" presentada por los padres de Marta para evitar que los mismos jueces que absolvieron a Samuel Benítez dicten ahora la nueva sentencia, en cumplimiento de la resolución del Tribunal Supremo. Esta sentencia confirmó la absolución de Javier Delgado y María García de encubrir el crimen de Marta, y endureció la condena al asesino confeso, Miguel Carcaño, a quien además de confirmar los 20 años de cárcel por el delito de asesinato le aumentaron en un año y tres meses de prisión más la condena por un delito contra la integridad moral. La sentencia se dictó cuando Carcaño había sido excarcelado ya en una ocasión para buscar el cuerpo en La Rinconada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios