El presidente de Contsa tendrá que declarar ante la juez como imputado

  • José Salas Burzón deberá responder a las denuncias por estafa y apropiación indebida presentadas por dos inversores

Comentarios 4

El juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla ha citado a declarar, en calidad de imputado, al presidente del grupo Contsa, José Salas Burzón, en el curso de la investigación abierta tras las denuncias presentadas por presunta estafa y apropiación indebida por parte de dos de sus inversores.

El presidente de Contsa había sido citado a declarar inicialmente para el próximo 13 de mayo, pero la instructora ha decidido adelantar su comparecencia para las próximas semanas, tan pronto como los dos denunciantes acudan al juzgado -el viernes 22- para ratificar las acusaciones.

El juzgado ha acumulado las dos denuncias, una presentada por el jubilado Manuel Jiménez Hurtado, que invirtió 36.000 euros y sólo recibió los intereses correspondientes al primer mes, y otra de un segundo acreedor que llevó el caso a los tribunales en los primeros días de este mes.

De forma paralela a la vía penal abierta con estas dos denuncias, José Salas ha presentado un proceso de suspensión de pagos, ahora denominado concurso voluntario con la nueva ley concursal. Fuentes del caso confirmaron ayer que José Salas es un empresario que lleva una contabilidad muy meticulosa y que en los archivos de la sede de la sociedad guarda todos los recibos y pagos de intereses realizados a sus inversores desde que la empresa inició su actividad.

De hecho, el empresario tiene que aportar en el proceso concursal un inventario de bienes y derechos, con expresión de su naturaleza, así como una relación de los acreedores, de la cuantía y el vencimiento de los créditos y de las garantías personales o reales constituidas, según contempla el artículo 6 de la Ley 22/2003.

El hecho de que a lo largo del último año el empresario haya convencido a los inversores que habían suscrito préstamos participativos para que se conviertan a su vez en accionistas del grupo Contsa no les perjudicará ni relegará en el concurso dado que, por el hecho de ser accionistas, no pierden el derecho al cobro de los intereses de sus préstamos. El artículo 93 de la ley concursal considera que son personas especialmente relacionadas con el concursado quienes "sean titulares de, al menos, un cinco por ciento del capital social, si la sociedad declarada en concurso tuviera valores admitidos a negociación en mercado secundario oficial, o un 10 por ciento si no los tuviera".

Según fuentes del caso consultadas por este periódico, ninguno de los inversores de Contsa alcanza estos porcentajes de capital social, por lo que en el caso de que la juez declare el concurso todos los acreedores estarían en las mismas condiciones y no perderían derechos frente a otros posibles acreedores de la sociedad. En la actualidad, un 40 por ciento aproximadamente de los 1.200 inversores de Contsa tienen la condición de accionistas y tienen, al menos, un título de la sociedad, según reconoce el propio Salas.

Las mismas fuentes precisaron que las personas o entidades que suscribieron préstamos participativos con José Salas hace varios años han podido "duplicar e incluso triplicar" en este tiempo las cantidades entregadas mediante el pago correspondiente de los intereses acordados con el grupo Contsa, que ofrecía una rentabilidad de entre el 15 y el 35 por ciento del capital invertido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios