Publirreportaje

Los préstamos personales, una alternativa para afrontar los costes fiscales de heredar una vivienda

Comentarios 0

El momento en el que se recibe la noticia de que se está incluido en un testamento para heredar una vivienda es de lo más agridulce. Por un lado, por motivos obvios, ya que el heredar implica el que una persona cercana ha fallecido. Por otro lado porque, en ocasiones, los costes fiscales para el heredero suponen una elevada suma de dinero. Tanto es así que se ha podido observar que, en los últimos años, el número de renuncias a este tipo de legados ha ido en aumento. En concreto, durante el año 2015 más de 37.390 herencias fueron rechazadas. Si esto se compara con el 2007 (año en el que la cifra superaba por poco las 11.000 renuncias) se puede ver, claramente, esa tendencia al alza, según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Una de las alternativas para no tener que perder la herencia es la de optar por préstamos personales urgentes.

Necesariamente, hay que tratar de agilizar los trámites de las herencias cuanto antes, más que nada porque existen una serie de plazos que, si no se cumplen, suponen más gastos aún. Siendo así, recurrir a los préstamos personales es una buena forma de conseguir un dinero urgente que poder usar con estos fines.  Además, recurrir a este tipo de créditos rápidos es muy sencillo. Lo único que hay que hacer es elegir la cantidad que se desea (este tipo de préstamos económicos no suponen grandes cuantías) y el plazo en el que, se estima que podrá ser devuelto ese dinero. Una vez que se hace esto, el solicitante puede ver, al instante, lo que tendrá que pagar en total (sin letra pequeña ni sorpresas de última hora).

Una vez está todo revisado, lo único que queda por hacer es rellenar un breve formulario (con algunos datos básicos como la información personal del solicitante y la cuenta donde se desea que se haga la transferencia bancaria). En el momento en el que se dé como válida la solicitud (cosa que ocurre en la mayor parte de los casos y que, cuando no, se debe a cosas tan simples como un error o debido a que la información está incompleta) tan sólo hay que esperar unos minutos para que el dinero esté disponible en la cuenta que el solicitante ha elegido.   

Este tipo de préstamos personales están teniendo una gran acogida, no sólo por su rapidez en los trámites, sino también por lo sencillo que resulta llevar a cabo todo el proceso, pues todo se hace desde la comodidad de casa, contando con una simple conexión a Internet. Esta es también una manera de asegurar la confidencialidad. Otro de los grandes puntos de estos préstamos personales es el hecho de que no haga falta ningún tipo de aval o similar para solicitarlos.

Impuesto de sucesiones

Para poner un ejemplo que resulte más clarificante en cuanto a las cantidades que se pueden llegar a demandar por heredar una vivienda, supongamos que se trata de una casa que haya sido tasada por un valor de unos 200.000 euros. Esto le supondría un gran desembolso al heredero, sobre todo, si la herencia se lleva a cabo en algunas comunidades como en Andalucía o Asturias, ya que son los lugares donde resultan más caros este tipo de impuestos, llegando a tener que pagar cerca de 6.500 euros.  

Las alternativas para no perder esa vivienda, además de la ya comentada con el préstamo personal, pasa por solicitar una prórroga del plazo que se da para poder pagar este tipo de impuestos. De esta manera, se puede hacer más accesible el desembolso económico. Como máximo, se podrán contar con seis meses, prorrogables otros seis meses más.  

La otra opción que queda es la de solicitar un préstamo con garantía hipotecaria, o lo que es lo mismo, poniendo como aval a la misma casa que se va a heredar. En este caso, se puede recurrir a los bancos o a entidades financieras pero como el tiempo suele apremiar, esta suele ser la segunda opción por la que optan los herederos.

Como las opciones son variadas lo más aconsejable es primero evaluar la situación. Si lo que se quiere es no perder o renunciar a la vivienda que se va a heredar, una muy buena opción es contar con una ampliación del plazo para pagar el impuesto de sucesiones. De esta manera, recurriendo por ejemplo a los préstamos personales online, lo que se puede hacer es solicitar varios, pero en diferentes ocasiones para llegar de esta manera, a la cantidad que se necesita pagar en total. Solicitar este tipo de préstamos es una muy buena opción para conseguir hacer frente a los costes fiscales que supone heredar una vivienda. Lo que no se debe de hacer nunca es dejar que el tiempo pase sin hacer nada, ya que en este caso, los plazos caducarían y el gasto final aumentaría.

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios