La promotora de Alcosa se plantea retomar las obras tras Semana Santa

  • Los propietarios del edificio dan dos semanas de plazo al Ayuntamiento para que haga una oferta en firme por el bloque · La construcción sigue paralizada y casi 50 familias atrapadas por el edificio

Comentarios 2

Los promotores del centro comercial Nueva Galería, del Parque Alcosa, tienen previsto retomar las obras después de Semana Santa si continúan sin alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento. Los hermanos Cánovas, propietarios del inmueble, explicaron ayer a este periódico que su primera opción pasa por negociar con el Consistorio para encontrar una solución al problema de un bloque que se levanta a un par de metros de otro edificio de viviendas y que apenas deja espacio suficiente a los vecinos de la Plaza de los Luceros.

Los promotores del centro comercial reaccionaron de esta forma a las manifestaciones del edil de Urbanismo, Emilio Carrillo, que fijó la demolición del edificio para el mes de junio. Actualmente la construcción del edificio se encuentra paralizada por orden de la Gerencia Municipal de Urbanismo, pero los propietarios creen que no habría problema en continuar las obras porque esta suspensión responde sólo a la colocación de unos trasteros -que podrían ser demolidos en cuestión de horas- y no a la estrechez que ha dejado en la plaza la construcción del bloque.

Pedro Cánovas, uno de los promotores del centro comercial, criticó por segunda vez en esta semana las declaraciones de Emilio Carrillo y lamentó que pusiera fecha al derrumbe del bloque sin dirigirse a la propiedad. "Para eso hace falta que lleguemos a un acuerdo con el Ayuntamiento. No hay otra forma legal de demoler el bloque, porque los propietarios somos nosotros y tenemos todas las licencias en regla".

De hecho, los hermanos Cánovas emitieron ayer una nota de prensa en la que adjuntaban la licencia municipal de obras para "despejar cualquier duda sobre la la legalidad" de las mismas. "Las obras consisten en la construcción de un edificio desarrollado en dos plantas, entreplanta y sótano en la Plaza de los Luceros conforme a un proyecto visado por el Colegio de Arquitectos de Sevilla, que fue informado favorablemente por la sección técnicas de licencias urbanísticas y por el gabinete técnico de protección contra incendios. Finalmente, y a la vista del carácter favorable de los informes técnicos emitidos, el secretario de la Gerencia propuso la concesión de la licencia a la comisión ejecutiva del mismo organismo, que dio su conformidad a la misma el 27 de diciembre de 2006", indica el comunicado.

La construcción de este edificio saltó a la prensa en el momento en que los vecinos se movilizaron. La obra mantiene a casi 50 familias prácticamente atrapadas a tan sólo dos metros de sus pisos. Tras dos meses de manifestaciones y protestas, los vecinos lograron que Urbanismo parara la construcción del bloque. La Federación de Entidades de Alcosa (FEA) se reunió este martes con el adjunto al Defensor del Pueblo Andaluz, Luis Pizarro, que se comprometió a mediar en el caso. Esta plataforma pide que se tire el bloque y se levante en el solar un centro de adultos para el barrio.

El Ayuntamiento ya anunció que podría hacerse con el bloque para derribarlo, algo con lo que los promotores del centro comercial no coiciden. Creen que para ello sería imprescindible llegar a un acuerdo que por el momento está lejos de alcanzarse. "Preferimos un mal acuerdo a un buen juicio", dijo Pedro Cánovas. Los promotores ya anunciaron recientemente que solicitarían una indemnización de entre 7 y 9 millones de euros a cambio del edificio. Hasta ahora el Ayuntamiento no ha hecho ninguna oferta en firme por hacerse con los terrenos y los hermanos Cánovas consideran que podrían retomar la obra si la situación sigue igual una vez que pase la Semana Santa.

Los promotores creen que están en su derecho de acudir a los tribunales para denunciar el caso si el Ayuntamiento mantiene la suspensión de las obras. Eso motivaría que la construcción del centro comercial se prolongara en el tiempo y la resolución final del conflicto tarde años en llegar. Urbanismo admite que el centro comercial sí tiene el permiso de obras en regla pero no la licencia de apertura, por lo que el edificio podría terminar de construirse pero no abrirse al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios