Una promotora relanza el edificio de la gasolinera de Ramón y Cajal

  • Aedas Homes comenzará antes de primavera la construcción de 54 viviendas en un inmueble que lleva parado siete años

Las grúas regresarán a uno de los edificios más representativos de la crisis económica. La promotora Aedas Homes tiene previsto comenzar antes de primavera la construcción de la promoción Ramón y Cajal, lo que servirá para reutilizar la estructura del inmueble que linda con la gasolinera para reconvertirla en usos residenciales.

La promoción ubicada en los números 12 y 14 de la avenida contará con 54 viviendas de hasta 170 metros cuadrados de una a cuatro habitaciones, piscina en la cubierta, solárium, trasteros y aparcamientos. En el diseño de los pisos destacarán las ventanas de gran dimensión para maximizar la entrada de luz natural, el aislamiento térmico adaptado a las necesidades climáticas y las energías renovables. Tanto en el interior como en el exterior del edificio, los arquitectos apuestan por la utilización de piedras, maderas y elementos metálicos con la idea de lograr "una coherencia arquitectónica que dotará de belleza tanto a la fachada como a los interiores de tu nueva casa".

El proyecto que se desechó por la crisis contemplaba cinco plantas de oficinas

La promotora Aedas Homes ha irrumpido en el panorama empresarial como una de las nuevas constructoras de vivienda surgidas tras la crisis del ladrillo y como candidata para debutar en Bolsa antes de final de año como la mayor promotora residencial por capitalización. Tras esta apuesta no hay dinero de una o varias personas concretas, sino capital internacional que ha confiado sus inversiones en el fondo oportunista estadounidense Castlelake, radicado en Minneapolis. Fue creado en 2005 y está especializado en inversiones en empresas con problemas, deuda, créditos hipotecarios en situaciones complicadas y en la compra de suelo. Castlelake ha estado comprando suelo en España desde 2012, creando una cartera de terrenos valorada en alrededor de 1.100 millones de euros, con una capacidad para construir 12.500 viviendas. En este tiempo ha sido uno de los clientes habituales de la Sareb, el banco malo que ha encontrado en los fondos oportunistas sus principales aliados. La inmobiliaria cuenta en Sevilla con otra promoción. Residencial Jardines Hacienda Rosario es complejo que estará dotado de amplias zonas verdes que dan acceso a un gran parque privado comunitario de más de 33.000 metros cuadrados. La primera fase estará compuesta por 72 viviendas, aunque en total serán 1.046 tras un inversión que llega a los 100 millones.

Las obras del edificio que iba a suponer por su diseño un hito arquitectónico en la zona de Ramón y Cajal no sólo se paralizó cuando la estructura estaba ya terminada, sino que dos años más tarde caducó la licencia de la Gerencia de Urbanismo. La inmobiliaria Prasa consiguió el visto bueno del Ayuntamiento en 2008 a una inversión de nueve millones de euros para levantar un edificio de oficinas de cinco plantas, que aportaba además de un diseño vanguardista la integración de la gasolinera que estaba en el lugar. Pero en verano de 2010 la constructora retiró las grúas y paró los trabajos, algo que se relacionó con la crisis inmobiliaria y con el exceso de oficinas en Nervión. La promotora realizó las primeras obras, pero el grupo Gabriel Rojas y Enramadilla se hizo con el proyecto y subrogó la licencia de obras otros 36 meses. Ese plazo expiró sin que se retomasen los trabajos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios