urbanismo

Los promotores de Sevilla Park esperan iniciar las obras en 2019

  • Cansados tras cinco años, opinan que hay sitio para ellos, para Palmas Altas y Torre Sevilla.

Los promotores de Sevilla Park, durante la presentación del proyecto. Los promotores de Sevilla Park, durante la presentación del proyecto.

Los promotores de Sevilla Park, durante la presentación del proyecto. / A.S.A.

Los promotores de Sevilla Park anunciaron ayer en Madrid que han pactado con el Ayuntamiento y con el Puerto de Sevilla que en marzo de 2019 comiencen las obras del recinto comercial y de ocio de los suelos del Batán propiedad del Puerto y de la empresa de hidrocarburos CLH, con vistas a que en 2020 esté listo para su apertura. Añadieron que, según ese pacto, en la primera semana de abril se aprobará en pleno la modificación provisional del PGOU necesaria, lo que supone que ya se habrá superado la fase de alegaciones presentadas a este proyecto, y ya sólo quedaría la aprobación definitiva de ese cambio y del Plan Especial del Puerto. Pero ni el Ayuntamiento ni el Puerto de Sevilla confirmaron ayer oficialmente estos plazos.

Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla aclararon, a preguntas de este periódico, que "no se ha respondido aún a las alegaciones" presentadas en su día al proyecto. Y el Puerto de Sevilla, dueño de los suelos donde irá Sevilla Park, señaló sin más que "el proyecto sigue su tramitación".

Los promotores no creen que las alegaciones vayan a ser un problema e incluso mantienen que estas ya se han respondido. "Según la Gerencia de Urbanismo todas se pueden contestar y no impiden seguir el procedimiento para la aprobación provisional. En principio no hay alarma con las alegaciones presentadas", recalcó Xavier Bartrolí, presidente de Octagón Esedos y de Impulsa Eventos e Instalaciones. Esta última empresa gestiona el palacio de deportes de Madrid (hoy WizinkCenter) y el Palau San Jordi de Barcelona y lleva años intentando abrir un tercer centro de estas características en el sur de España.

Bartrolí confesó estar cansado tras más de cinco años impulsando este proyecto en Sevilla. "Este es un camino largo. Llevamos más de cinco años empujando una ilusión que esperemos se haga realidad. Llega un momento que uno empieza a estar un poco fatigado", admitió antes de añadir que, si no se cumplieran estos plazos tendrían que desistir. "No nos planteamos otra opción. Otra alternativa sería partir de cero. Si en Sevilla finalmente no puede ser o buscamos otra ubicación o nos olvidamos del proyecto".

Y respecto a la competencia con los otros dos centros comerciales (Palmas Altas y Torre Sevilla) que abrirán entre este año y 2019 en la capital andaluza, Bartrolí aseguró que no le preocupa la competencia. "Hay sitio para todos: para Palmas Altas, para Torre Sevilla y para nosotros. Habrá competencia entre nosotros pero sana. Pensamos que nuestro proyecto es ganador".

Manuel Saucedo, consejero delegado de Impulsa Eventos e Instalaciones, señaló que "es ahora o ahora" el momento para Sevilla Park "porque los grandes promotores nacionales e internacionales ven en Sevilla una gran oportunidad de inversión" y recalcó que Sevilla Park no es comparable a Palmas Altas porque "es un proyecto integral de ocio".

Los promotores insisten en que hay un gran interés en un tercer espacio en el sur de España para grandes eventos, dado que el mercado de conciertos funciona mejor en el país cuantas más salas tenga porque así les resulta más rentable venir a España, y en que sea Sevilla la ciudad donde se instale este espacio con una inversión estimada de 600 a 700 millones de euros. De esta inversión global, 60 millones serán para la construcción del gran recinto deportivo y de conciertos para 20.000 espectadores. El fondo de inversión Orion Capital es quien aporta el dinero (400 millones) para la construcción de la zona de ocio y comercial, y el resto es la inversión que harán en los locales las marcas que se instalen en la zona comercial. Los promotores no desvelan con qué marcas están negociando y únicamente afirmaron que "si hay tanta inversión en este proyecto es porque tienen detrás a grandes marcas", aclaró Saucedo.

Respecto al traslado de las instalaciones de CLH, ya está decidido que irán a un nuevo emplazamiento cercano al lugar que hoy ocupan y no lejos del oleoducto que necesita, y que los promotores de Sevilla Park pagarán a la empresa todos los gastos (descontaminación del suelo, traslado y construcción de unas nuevas instalaciones), dado que el suelo que deja es propiedad de la popia empresa CLH.

Sobre 40.000 metros cuadrados de estos suelos privados liberados se levantará la zona comercial, mientras que el recinto deportivo y de conciertos irá sobre los 25.000 metros cuadrados de suelo público que el Puerto otorga en concesión. La primera obra será, por tanto, la del recinto de conciertos y deportivo, y finalmente se construirá la zona comercial.

Los promotores quieren hacer en Sevilla un espacio multiusos (venue en la terminología del sector) similar al de Madrid (WizinkCenter), que ocupa el décimo puesto de los recintos con más actividad musical del mundo -en septiembre trae a U2- y genera un impacto económico de 220 millones de euros (datos de 2017) a la comunidad de Madrid. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios