Los promotores de la mezquita se desvinculan de proyectos anteriores

  • Agradecen la acogida que ha tenido el proyecto y destacan que la propuesta no está relacionada "con ningún color político"

La Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia, que tiene planeado construir un templo islámico de grandes dimensiones en Sevilla Este, se ha desvinculado de proyectos anteriores en otras zonas de la ciudad. Así lo afirmó ayer en un comunicado en el que incidían en que la propuesta "no tiene relación alguna con las iniciativas precedentes en Los Bermejales, La Cartuja o San Jerónimo, ni con otras leyendas que circularon meses atrás".

Esta comunidad agradeció ayer la "enorme repercusión" que, a su juicio, está teniendo el lanzamiento de un "proyecto serio, ambicioso y de enorme envergadura social y cultural" y "sin colores políticos de ningún tipo" como es el de una "gran mezquita". Según informan los promotores, desde su presentación, los portavoces de la organización han realizado "un esfuerzo ímprobo por explicar las numerosas consecuencias sociales, políticas, religiosas, económicas, culturales y solidarias que acarrea la construcción de una gran mezquita para Sevilla y el adyacente centro cultural, proyecto original e independiente de un complejo de ocio, en fase de estudio tanto su diseño como posible ubicación, preferentemente en el área metropolitana. El pasado miércoles, durante la presentación, los promotores concretaron que la intención es ubicar ambos proyectos en una parcela de la Avenida del Deporte, para la que, según detalló al día siguiente el alcalde, ya existen otras ofertas.

La financiación y mantenimiento de la Mezquita y el centro cultural están asegurados por donantes de los Emiratos Árabes, aunque "no se rechazan" otras aportaciones económicas de mayor o menor enjundia, "siempre que cumplan con las estrictas medidas bancarias que requiere el control de blanqueo de capitales". La Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia agradece "a los grandes inversores árabes, igual que lo hacen desde hace años otros beneficiarios de tales fortunas mediante patrocinios multimillonarios o diversos convenios de colaboración, ya sean renombrados clubes de fútbol, españoles, franceses o ingleses, fundaciones de variada índole o multinacionales dedicadas a los más variopintos sectores". "Nuestro proyecto está integrado por sirios, marroquíes, sevillanos de adopción, musulmanes o católicos, hombres y mujeres, como muestra de la diversidad e integración de la que hacemos gala", subraya la entidad, cuya junta directiva cuenta, entre otros miembros, con Pilar Távora.

La comunidad se presenta como "progresista y occidental", y dice que la "seriedad" de su proyecto está respaldada por "los profesionales, cualificados y con amplia experiencia, que nos orientan hacia el objetivo común de ofrecer a Sevilla un nuevo elemento integrador, de riqueza, de indudable atracción turística, de mejora de las condiciones de vida de las familias desfavorecidas, sin distinciones de nacionalidad, credo, rasgos o sexo".

Los promotores subrayan que la mezquita y el centro cultural, que generarán más de 5.000 puestos de trabajo, son "una oportunidad de presente y futuro" y de nuevo recuerdan que el proyecto no guarda relación alguna con las iniciativas precedentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios