La juez prorroga seis meses la investigación de la denuncia contra Criado

  • La magistrada encarga un informe psicológico para evaluar los daños del único delito que se investiga

El Juzgado de Instrucción Número 19 de Sevilla ha acordado prorrogar por otros seis meses la investigación de la denuncia presentada contra el psiquiatra sevillano Javier Criado y ha encargado un informe psicológico para evaluar los daños con respecto al único delito que se investiga en esta causa.

En enero, el caso Criado se desinfló en los tribunales, después de que la instructora decretara el archivo de ocho de los nueve delitos que atribuyeron ocho mujeres en la primera denuncia presentada contra el psiquiatra, entre los que se encontraban delitos de abusos sexuales continuados. La magistrada declaró “extinguida por prescripción la posible responsabilidad penal” de Javier Criado por la mayoría de los delitos denunciados, al considerar que los hechos objeto de la denuncia han prescrito, excepto uno de ellos.

La juez decidió que sólo siguiera adelante el último de los casos presentados, correspondiente a un “delito contra la integridad moral” por unos hechos de 2015 que podrían ser constitutivos de un delito contra la integridad moral del artículo 173.1 del Código Penal, que castiga con una pena de entre seis meses y dos años de prisión a quien “infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral”. 

Según ha informado este martes la abogada Inmaculada Torres, que representa a las denunciantes, recientemente solicitó a la instructora la práctica de las diligencias oportunas, la prórroga del caso y la declaración de su complejidad. La magistrada ha atendido la petición y ha requerido la realización de un informe psicológico por parte de un perito para analizar los posibles daños de la víctima, y también ha solicitado al psiquiatra que presente la historia clínica de esa paciente. Por último, solicita a la denunciante que presente la lista de los testigos que pueden avalar su acusación.

La abogada de las victimas ya ha respondido en un escrito la “complejidad de contar con testigos presenciales, ya que en la consulta sólo se encontraban el doctor y las pacientes”. Por ello, la intención de las víctimas es solicitar que comparezcan y declaren ante la magistrada algunas las 32 mujeres que ya han presentado su testimonio ante el Colegio de Médicos de Sevilla, que aún se mantiene a la espera de tomar paralelamente una decisión sobre este caso.

Por otra parte, la Asociación Veritas, que agrupa a 32 víctimas de las presuntas malas praxis y abusos del psiquiatra siguen pendientes del recurso presentado hace seis meses ante la Audiencia Provincial de Sevilla ante la posible prescripción de los delitos, al entender que los hechos que se están denunciando y que se llevan produciendo más de 30 años son constitutivos de un delito continuado “cuya prescripción no debe señalarse en función de la fecha en que ocurrieron sino desde que las víctimas han tenido capacidad para entender lo que les había ocurrido y el daño psicológico producido”. 

De hecho, asegura la plataforma que muchas de ellas han arrastrado durante años diversos problemas psicológicos y familiares como consecuencia de unos hechos que han mantenido en silencio durante años hasta que en 2015 conocieron otros casos por redes sociales que les hicieron tomar conciencia del drama sufrido y les decidió a dar el paso de denunciarlo.

La abogada de las víctimas, Inmaculada Torres, recuerda que ya hay otras sentencias que han sentado jurisprudencia para tratar de probar la “no prescripción de los delitos en función sólo de los hechos” y añade que en algunos casos, como el delito de intrusismo profesional, “no sólo no se ha esclarecido sino que cree que hay serias dudas que se deben investigar sobre titulación del psiquiatra desde que empezó a ejercer, por lejano que sea en el tiempo el comienzo de su actividad”.

El caso saltó a la luz hace ahora un año, después de que varias mujeres se conocieran a través de redes sociales tras denunciar una de ellas públicamente lo que había sufrido en la consulta de Javier Criado. Desde entonces, más de 50 personas se pusieron en contacto para contar su caso. Muchas de ellas, hasta 32, presentaron sus testimonios en el Colegio de Médicos de Sevilla, y se unieron para presentar su denuncia ante los Tribunales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios