Puerta de los Palos

De los 'punkies' a los 'ni-ni'

Comentarios 2

Nazarenas

El asunto aburre. Provoca bostezos. La igualdad es como la libertad de expresión, o se está con ella o no se está. Las medias tintas provocan situaciones vergonzantes. Cuando Los Javieres incorporó las nazarenas en las primeras Semanas Santas de la masificación se dio a conocer tan novedosa decisión con la ofensiva coletilla de a título experimental. ¿Pero qué esperaban algunos que ocurriera con las primeras nazarenas como para tomar una cautela absolutamente denigrante? ¿Tal vez eran sospechosas de comportamientos licenciosos? ¿Parecerían marcianas con el hábito y el antifaz? ¿Desarrollarían actitudes agresivas, bochornosas o contrarios al buen nombre de la cofradía? Tequiyá.

Y aún hay más

Esta semana nos hemos hartado de oír y leer un surtido variado de perlas a cuenta del cabildo del Gran Poder. Enrique Esquivias ha acertado de pleno cada vez que ha zanjado cualquier duda sobre el cumplimiento del horario de la cofradía con la incorporación de las nazarenas. Chapeau. Efectivamente, la igualdad no entiende (o no debe entender) de logística. Pero no ha estado afortunado al explicar que no se ha afrontado antes este cabildo porque asuntos como la restauración del Señor y las obras de la basílica merecían atención exclusiva. Cuando creíamos insuperables determinados argumentos empleados en otros lares para retrasar la decisión ("Ninguna hermana nos lo ha pedido", "No hay debate ahora mismo en el seno de la cofradía", "Los tiempos no nos los marcan desde fuera", "Abrimos un período de reflexión"), resulta que lo mejor estaba por llegar. ¡Increíble! Para eso mejor el silencio, con minúscula (que en el de la mayúscula no hay igualdad instaurada). ¿Y qué me dicen del Santo Entierro? Su hermano mayor alega literalmente que están centrados en la lucha contra el aborto. Pues miren ustedes, la igualdad no entiende de delicadas restauraciones, porfías con albañiles o loables campañas en defensa de la vida. O se cree en ella y se apuesta por ella, o no se cree en ella y no se apuesta. Pero no confundan la velocidad con el tocino, porque todo ese argumentario equivale a quitarle las moscas al toro con una única finalidad: recortarle la embestida y que se eche de aburrimiento.

El pertiguero

Primer golpe. En clave. Míster X está pendiente de una gestión para dar a conocer su candidatura en la cofradía de la Madrugada. Sólo una UTE -denominación oficiosa de las alianzas contranatura en la política cofradiera- echaría por tierra su iniciativa. Segundo golpe. Versión morada de la zorra y las uvas. No es que ese hermano mayor del Jueves desprecie a la prensa, es que nadie lo llama. Tercer golpe. Oído. "Que vayan 330 hermanos de diez mil es como si a la plaza acuden los maestrantes, los músicos y cuatro chinos con entrada del hotel Colón". Y ciriales arriba. Los sms del Fiscal. El martes a las 17:10: "No me gustó nada lo de Herrera con el micrófono-hisopo en el escenario del Falla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios