Un juez da la razón a los vecinos que pedían cerrar un juzgado

  • El tribunal permite a la comunidad cerrar durante el día la cancela del edificio

Un juzgado de Sevilla ha respaldado a la comunidad de propietarios donde se ubican los cuatro Juzgados de Violencia Doméstica y ha confirmado su decisión de que las cancelas exteriores e interiores permanezcan cerradas todo el día y sólo puedan abrirse después de llamar al videoportero electrónico.

El juzgado de primera instancia 20 reconoce que puede resultar extraño que unos juzgados "aparezcan, aparentemente, cerrados, y que su acceso dependa de una llamada a un videoportero", pero añade que "no es menos cierto" que la Junta "ha recurrido para prestar el servicio público a un edificio privado configurado por viviendas", y "ha de atenerse a las normas que aprueben los comuneros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios