La reapertura del albergue se retrasa hasta enero

  • El Ayuntamiento afirma que las obras están "prácticamente terminadas", pero admite problemas con el contrato de servicio

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Sevilla retrasará hasta enero la reapertura del albergue municipal, en la Macarena, lo que supone un nuevo aplazamiento de unas obras de ampliación que comenzaron a finales de 2006 en el Hogar de San Fernando y debían concluir este mes, coincidiendo con el día de las personas sin hogar. Para paliar este retraso, las personas sin hogar podrán instalarse en el Centro de Baja Exigencia del Paseo de Juan Carlos I, que se pondrá en marcha a lo largo de este mes.

La delegada de Bienestar Social, Ana Gómez (PSOE), admitió a Europa Press la existencia de "problemas" con el contrato de adjudicación del nuevo servicio del albergue. "El concurso se está celebrando pero el nuevo contrato no comenzará a funcionar hasta enero", explicó, señalando que, aunque los trabajos de ampliación y mejora de las dependencias están "prácticamente terminados", se están acabando de rematar cuestiones "menores" como los cuartos de baño o el transformados eléctrico.

El proyecto de ampliación del albergue municipal contempla que la prestación de servicios a los transeúntes que se alojen pase a ser de 24 horas, frente a la atención que hasta ahora sólo se prestaba por la noche. Entre las nuevas prestaciones, el albergue podrá contar con nueve módulos o apartamentos para que vivan una o dos personas dentro de las propias instalaciones, con la idea de trabajar con sus ocupantes en la reinserción social. Según expuso Gómez, aquellas personas que muestren aptitudes y progresión en la reinserción social podrían dar el siguiente paso hacia una de las viviendas gestionadas por el parque social perteneciente a la Oficina Técnica de Atención al Inquilino en Situación de Abuso (Otaínsa) del Consistorio.

Estas instalaciones, ubicadas en el Hogar de San Fernando de la calle Don Fadrique y cuyas obras de ampliación comenzaron a finales de 2006, contarán asimismo con una treintena de plazas -sumadas a las aproximadamente 150 que se habilitarán entre dormitorios masculinos y femeninos- que no se ocuparán, sino que "se dejarán siempre libres en previsión de necesidades de emergencia", según la delegada.

El proyecto del albergue, adjudicado a Ferrovial por 2.788.617 euros, contempla como cocina, lavandería, duchas, salas de reuniones, talleres, asistencia social y psicológica, con una superficie construida de 4.412 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios