El recorte para los dependientes se eleva a 14 millones

  • Los retrasos en la asignación de los recursos se alargan. Cada vez más familias sobreviven de la pensión de los abuelos.

Comentarios 30

Las demoras en la concesión de recursos a los ancianos dependientes ya están provocando estragos en las familias sevillanas afectadas, que temen la repercusión de los recortes anunciados por el Gobierno central en esta materia. Los presupuestos destinados a las personas mayores que no se valen por sí mismas se han recortado en 70,8 millones en Andalucía. Sevilla pierde este año alrededor de 14 millones que estaban previstos en este capítulo.

Meses antes de los recortes implantados por el Gobierno central en los presupuestos, el informe anual 2011 del Defensor del Pueblo ya exponía que "el incumplimiento de los plazos previstos -en la Ley de la Dependencia- viene siendo habitual". El Defensor del Pueblo ha detectado un aumento de las demoras en una serie de recursos ya concedidos: "Las percepciones de carácter retroactivo se están retrasando debido a la falta de recursos, lo que está provocando grandes problemas en las familias que contaban con estos fondos", explica José Chamizo, quien confía en que los ancianos grandes dependientes no se vean perjudicados por estos ajustes.

Los técnicos de Bienestar Social están concretando en estos momentos las partidas que se reducirán, si bien algunos de los conceptos que se están revisando son, entre otros, el copago de las plazas en las residencias; es decir, el porcentaje que los ancianos abonan por una plaza y el que aporta la Junta; así como las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras.

Una de cada cuatro personas mayores es considerada frágil y dependiente. "La mayor parte de las personas de avanzada edad son válidas y se han convertido en un soporte fundamental de sus familias", destaca José Manuel Marín, presidente de la Sociedad Andaluza de Geriatría y Gerontología, quien pone de relieve que cada vez más familias en paro subsisten gracias, en gran medida, a la pensión de los abuelos, de apenas 700 euros. Además de destacar el importante papel de las personas mayores durante la crisis, el doctor Manuel Marín, recuerda que Andalucía es junto al País Vasco la única comunidad autónoma que no incluye la geriatría en la cartera de servicios del servicio de salud. "La atención especializada a la persona mayor redundaría en un ahorro ya que un único especialista trata al paciente en sus múltiples problemas desde una asistencia integral. Es una atención reconocida en el Estatuto de Autonomía", recuerda el presidente andaluz de esta sociedad científica.

Otra de las carencias detectadas se refiere a la aplicación de Ley de la Dependencia y se produce en todo el Estado: "La ley prevé como excepción la concesión de ayudas económicas ya que la mayoría de los recursos -según la filosofía de la norma- son de tipo asistencial, como plazas en residencias o la ayuda a domicilio; y sin embargo la excepción es realmente la ayuda más generalizada. El apoyo económico en sí no garantiza que el anciano esté recibiendo la atención que necesita".

más noticias de SEVILLA Ir a la sección Sevilla »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios