Los recortes y los antidisturbios

  • La UFP denuncia el mal estado de los furgones y lamenta que no se arreglen las averías cuya reparación tiene un coste superior a 300 euros.

Comentarios 14

Hace unos días, un furgón de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se averió en la Plaza del Triunfo. Varios policías antidisturbios tuvieron que empujar el vehículo por toda la plaza, rodeando el perímetro de la Catedral para tratar de arrancarlo o al menos de llevarlo a un lugar desde el que pudiera ser retirado con más facilidad. Algunos viandantes grabaron el momento en vídeo con sus teléfonos móviles, entre risas ante una escena que no dejaba de resultarles cómica. Alguno incluso ironizaba con lo que le parecía el reflejo de la situación en la que se encuentra el país, en cuyas arcas ni siquiera hay dinero para reparar los coches de la Policía.

La Unión Federal de Policía (UFP), sindicato que tiene una mayoría de afiliados en la unidad de antidisturbios, lleva meses denunciando que los vehículos de la Policía Nacional no se reparan si sufren averías cuyo coste de arreglo exceda de los 300 euros. Esto ha provocado que haya patrullas a pie o que en cada coche se monten tres o cuatro agentes en vez de los dos habituales. Incluso se han dado casos de reciclaje de puertas en la flota de vehículos. Dos patrulleros llegaron a salir a la calle con las inscripciones mal rotuladas al no coincidir la pintura de las puertas por ser reutilizadas. En ellos podía leerse las palabras "Poliolicía y Pcía". Ambos fueron retirados de la circulación después de que este periódico denunciara su uso.

En el caso de los furgones de antidisturbios, todos los vehículos disponibles en Sevilla tienen más de diez años y muchos de ellos superan ya los quince. Tienen además muchos kilómetros porque la UIP de Sevilla cubre toda la zona de Andalucía Occidental -las provincias de Cádiz, Huelva, Córdoba y Sevilla- y se encargan a menudo de prestar servicios en Ceuta y Melilla. También viajan a otras zonas de España como Madrid y Valencia en caso de grandes eventos.

En los últimos meses ha entrado en vigor una orden del Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, que está repartiendo los diferentes servicios por toda España entre todas las unidades de intervención. De esta forma, a veces se envían policías de Vigo a cubrir misiones en el Estrecho de Gibraltar, con el consiguiente gasto en kilometraje y dietas, ya que los agentes han de pernoctar al menos un día en el camino. Esta instrucción responde en teoría a un reparto más equitativo de las dietas, pero no deja de ser llamativo que una unidad tenga que cruzarse toda España para realizar un servicio cuando hay otra dotación similar que puede hacer el mismo trabajo en sólo un día y con un desplazamiento mucho más corto.

El secretario general de la UFP en Sevilla, Antonio Jurado, lamentó la situación de precariedad de toda la flota de la Policía Nacional en Sevilla y explicó que con el dinero que cuesta enviar a un grupo de antidisturbios de otras regiones a Ceuta y Melilla se podría arreglar un furgón de los averiados en Sevilla. Además, hay furgones en los que no se han repuesto espejos retrovisores rotos tras recibir algún impacto en manifestaciones o protestas. Otro coche que está muy deteriorado es el del DNI y pasaporte, que tiene goteras. Este vehículo viaja por los pueblos de la provincia en los que no hay comisarías para renovar los documentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios