La reforma de los polígonos queda a expensas de los fondos europeos

  • El Ayuntamiento no ha previsto ningún presupuesto para las zonas industriales · Los empresarios ya han entregado a Serrano la lista de necesidades del sector.

Comentarios 5

"Lo recibiremos como en Bienvenido Mr. Marshall". Así se refiere Antonio López Balbuena, presidente de la Asociación de Parques Empresariales de Sevilla (APES), a los fondos europeos que servirán para rehabilitar estas zonas industriales de Sevilla. Es la única fuente de inversión que le quedan a los empresarios que desarrollan sus negocios en dichos enclaves tras comprobar que el Ayuntamiento no ha destinado para los Presupuestos del próximo año ninguna partida para una modernización que con el anterior gobierno local se quedó a la mitad. Era lo previsto y ahora sólo queda esperar que la negociación del Consistorio con los representantes españoles en la Unión Europea llegue a buen puerto.

Por ahora, los plazos se están cumpliendo y un mes después del primer encuentro oficial entre el delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, y los representantes de APES -mantenido a mediados de noviembre- ya se ha entregado el documento que recoge las principales reclamaciones generales y las específicas de cada polígono. Se trata, en concreto, del Plan Integral de Modernización de Polígonos Empresariales, en el que se hace balance de las inversiones realizadas en la última década y de las que aún son necesarias para rehabilitar estas áreas productivas. En este sentido, el informe parte del Plan Estratégico 2010 donde se contemplaba una partida de 63,5 millones de euros, de los que hasta el año pasado sólo había ejecutado el 45,6%, por lo que todavía quedan pendientes 34,5 millones que los empresarios revindican su inversión para evitar "el deterioro endémico que empuja al cierre de negocios o el desplazamiento fuera de la capital". A continuación se citan los objetivos establecidos en el Plan Estratégico Sevilla 2020, donde vuelve a incidirse en la necesidad de modernizar los polígonos, aunque sin detallar en el coste conjunto del proyecto.

Entre las prioridades generales marcadas en dicho plan se encuentra, precisamente, la necesidad de contar con un presupuesto para obras de mantenimiento y modernización de infraestructuras básicas como el asfaltado, el acerado, la luz, el agua y el alcantarillado, así como la terminación de las obras en marcha o comprometidas. También se menciona la conveniencia de definir una "política" de limpieza y recogida de residuos industriales, ya que Lipasam aplica la misma línea de trabajo que desarrolla a nivel urbano. Relacionado con este aspecto se hace hincapié en la falta de puntos limpios en cada parque empresarial, con los que sólo cuentan el Store y Pica. Además, se mencionan la mejora de la seguridad (vigilancia policial, video-vigilancia y cerramientos nocturnos) y la creación de entidades de conservación o fórmulas jurídicas que aglutinen a propietarios, empresarios y Ayuntamiento con una "clara definición de los derechos y obligaciones de los asociados y de sus cuotas económicas".

Estas prioridades vienen desglosadas según la delegación a la que competen (Urbanismo, Medio Ambiente y Parques y Jardines; Hacienda y Administración Pública; Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo; Seguridad y Movilidad; y Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos). También se detallan las partidas necesarias para varios distritos según los datos facilitados por Sevilla Global, entidad que se hace cargo a partir de ahora de la búsqueda de fondos europeos y de promover iniciativas. En dicha reunión se acordó que Urbanismo será la delegación encargada de elaborar el presupuesto, aunque la de Economía intervendrá "como defensora de los polígonos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios