La joven a la que le retiraron sus tres hijos pide verlos todas las semanas

  • Sara Casas quiere que la Junta amplíe a dos horas semanales las visitas

La joven de 24 años que ha perdido la custodia de sus tres hijos, tras haber estado ella misma tutelada por la Administración entre los 6 y los 18 años, pidió ayer a la juez de Familia de Sevilla que amplíe el horario de visitas a dos horas semanales, dada su "positiva evolución". En la vista que ha celebrado el juzgado de Familia 26 de Sevilla, el abogado de la joven solicitó que el actual régimen de visitas de dos horas cada 15 días se amplíe a dos horas cada semana, una de ellas en el centro donde están acogidos los menores y otra en un parque.

El letrado de la madre, José Antonio Bosch, indicó a Efe que en la vista tanto la Fiscalía como la letrada de la Junta se han opuesto a conceder más horas de visita porque recientemente se ampliaron, si bien ambas coincidieron en que la evolución de la madre ha sido favorable y que el interés supremo de todas las partes es el reagrupamiento familiar.

Todas las partes han coincidido en que el tiempo "corre en contra del interés de los niños", por lo que acordaron que el equipo psicosocial del juzgado haga un seguimiento de los encuentros de madre e hijos para facilitar el proceso. La madre, Sara Casas, perdió la tutela de sus tres hijos, ahora de 4 años y unos gemelos de dos y medio, en octubre de 2006 por no tener trabajo ni vivienda y sufrir un trastorno mental que en realidad no tiene, según el certificado del hospital de Valme de Sevilla aportado al juzgado.

Su abogado admitió que la joven "no está ahora en condiciones al cien por cien de asumir la tutela de sus hijos", debido a la falta de estabilidad económica. La propia Sara afirmó que está muy contenta porque la juez le dio ánimos, reconoció su esfuerzo y le dijo que "lo estaba haciendo bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios