Se retrasa la adjudicación del macrocontrato a 30 años del muelle de contenedores

  • El Puerto pide aclaración a las empresas sobre el tráfico que moverán y sus planes de negocio.

El Puerto de Sevilla retrasó ayer la propuesta de adjudicación del macrocontrato que reunirá en un solo contrato de gestión durante 30 años todas sus instalaciones vinculadas al movimiento de mercancía en contenedores: la terminal ferroviaria del Muelle del Centenario, 350 metros de línea de atraque en este muelle y la rampa ro-ro que facilita la carga y descarga en los barcos.

El retraso en la adjudicación se debe a que el Puerto ha pedido a las empresas que aclaren el volumen de tráfico de mercancías, la cifra de escala de buques y el plan de negocios. Por eso no se abrió la oferta económica. A principios de la semana que viene se les notificará la petición y las empresas tienen cinco días para presentar las aclaraciones, que el Puerto tendrá que estudiar.

El contrato añade una tercera grúa para acabar con el cuello de botella que limita la cifra de barcos que pueden operar a diario en este muelle de contenedores. En total la concesión suma 180.000 metros cuadrados de superficie, una cifra cuatro veces superior a los 47.000 metros cuadrados que gestiona hoy en esta zona del Puerto la UTE Batán.

Este contrato es clave porque va a cambiar por completo la gestión actual del Batán, una de las zonas con mayor actividad del Puerto de Sevilla. Hasta ahora la única concesión en este muelle era la terminal ferroviaria de contenedores, en manos de la UTE Batán, integrada por Miller y Cía (filial de Boluda), Termisur Eurocargo S.A. y Terminales Marítima de Sevilla (del grupo Mertramar) por un plazo de 17 años, que acaba en julio.

Las dos ofertas que se han presentado se conocieron en pleno martes de Feria (12 de abril) y van a competir las empresas que hoy están juntas en la UTE Batán. Una oferta la integran el grupo valenciano Boluda (al 75%) -en la UTE Batán a través de su filial Miller- y la compañía alemana OPDR (al 25%). Ambas se presentan como Terminal Marítima del Guadalquivir S.L. La otra oferta conjunta (al 50% cada una) es de las sevillanas Termisur Eurocargo S.A. y Terminales Marítima de Sevilla. Según fuentes del sector, Termisur fue el primer estibador de contenedores del Puerto y TMS es el estibador que más carga mueve. Entre ambas tienen de 50 a 60 empleados y operan el 90% de la carga de contenedores, el 100% de la carga en vehículos y el 100% de la carga en ferrocarril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios