Una revolución por orden alfabético

  • En uno de los barrios con mayor índice de absentismo escolar, pronto saldrá la primera promoción de licenciados

Es una revolución absoluta. En el Polígono Sur ya hay estudio de arquitectos y hasta dentista. Y en el antiguo campo de fútbol de la barriada Antonio Machado irá la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla. Hermosa paradoja. Los primeros licenciados universitarios en uno de los barrios con mayor índice de absentismo escolar.

El Polígono Sur es un dédalo que se desconoce más allá de sus límites: la vía del tren al Oeste, el muro de Hytasa al Este. Pocos saben que lo componen seis barrios, tres nominales (Martínez Montañés, Murillo, Antonio Machado) que comparten el mismo centro de salud y otros tres, La Oliva, Las Letanías y Paz y Amistad, que harán lo propio con el futuro ambulatorio junto al actual centro de Salud Inmaculada Vieira.

El corazón demográfico del Polígono Sur es la barriada Murillo, conocida oficialmente como las Tres Mil Viviendas hasta 1987. "Todo era las Tres Mil", dice Antonio Domínguez, vecino del Polígono desde 1990 y subdirector del distrito. Antonio llegó desde el barrio de San José de Palmete. Fue presidente del Ateneo Popular con sede en la calle Torre de David, en las Letanías, y dejó su trabajo en Lipasam. "En un año he utilizado mi despacho tres veces".

En plena crisis de la construcción, las máquinas no paran en el Polígono. Han reurbanizado los Rojos, en la barriada Murillo, con el modelo que después seguirán en los Amarillos. Y se está rehabilitando la barriada Martínez Montañés. Muchas de las obras, con los inquilinos dentro de sus casas. Máquinas de Cartuja Inmobiliaria y de Surrocom en las 624 Viviendas y en las 800 (que paradójicamente, pese a su nombre, sólo son 544 viviendas). Entre uno y otro, el campo de fútbol que será la Plaza del Sur. "Aquí la gente le llama el Huevo Frito".

Hay dos muros pendientes de derribar. El de la vía del tren, que separa el Polígono de Bami, lo quieren convertir en un bulevar. Al margen de las torretas de Murillo, el Empire State del distrito, los edificios más altos son los de Antonio Machado, separados de la barriada Murillo por la calle Manuel Fal Conde. Partida de dominó en el bar Los Trianeros. "Aquí hay trianeros, macarenos, del Cerro, de toda Sevilla", dice Manuel Monsalvete, que llegó hace 30 años de la Macarena, padre de futbolistas: uno de ellos jugó en Primera con el Betis y entrenó al Barriada Murillo. El campo de fútbol del Sevilla 3.000 y la iglesia Jesús Obrero, junto a la que jueves y domingos se coloca el mercadillo, tomates de los Palacios, pan de pueblo de Las Cabezas, separan los Rojos y Amarillos de los Verdes y Marrones.

Están en marcha nuevos proyectos: el Centro Permanente de Formación y Empleo, el Centro de Servicios Sociales, el futuro pabellón Deportivo La Paz con la cubierta de la Copa Davis. Las Letanías estrenó nueva iglesia. Emilio Calderón, 36 años de párroco y tres de seminarista, sale de la iglesia, donde se han apuntado las primeras bodas, y se dirige a tomar una cerveza en el bar de la asociación Solidaridad. "Aquí conocí a Felipe González", cuenta Calderón. "Venía a ver a Santos Juliá, el primer párroco, que se salió de cura y es historiador". "Viven 70.000 personas de aluvión, donde hay muchísima gente muy buena y apañada que hay que propiciar que no se tengan que ir". Muchos vecinos estrenan ascensor, incluido el bloque de las Letanías destruido por la explosión del 14 de agosto de 2003. La arquitecta Marina Lagos Marañansky diseñó las jardineras de los Rojos en las que juegan los niños y no entran las motos. "Sólo faltan las buganvillas y pérgolas".

Quedan 14 Casitas Bajas de la concentración de infraviviendas. Cristina Rubiños, arquitecta, viene de cerrar un piso. "Primero entra la policía y después entramos nosotros. Un piso que se utilizaba para lo que no se debe". El subdirector del Polígono no da abasto: las Escuelas de Verano, los Miércoles al Sol (excursiones a la playa por tres euros), los campamentos, uno en la montaña y otro en la playa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios