El rey del valor por la Puerta del Príncipe

  • Tras una misa multitudinaria en la parroquia de San Bernardo, el féretro fue paseado en hombros por varios diestros en una emotiva vuelta al ruedo en la Maestranza que acabó con gritos de "¡torero, torero, torero!".

Comentarios 1

El sol abrazó el ataúd donde el rey del valor atravesaba por última vez la Puerta del Príncipe. Luz celestial para uno de los hombres que con mayor potencia iluminó con coraje, honestidad y gracia los ruedos del mundo, paseando el nombre de Sevilla. Figuras de varias épocas rindieron su último homenaje en una emotiva vuelta al ruedo que culminó con los gritos de "¡torero, torero, torero!". 

Antes de este adiós en el dorado albero de la Maestranza, donde el fiscal de la citada corporación, Santiago León, había recibido al cortejo fúnebre, la parroquia de San Bernardo, donde fue bautizado Diego Puerta hace 70 años -aunque nació en el Cerro del Águila-, se quedó pequeña ante la asistencia de numerosos toreros, ganaderos... y multitud de aficionados. Allí, sus familiares, con su viuda, María García-Carranza, al frente, recibieron las condolencias por la desaparición de una de las máximas figuras de la historia del toreo, cuya humanidad, sencillez y humildad fueron, si cabe, tan grandes como ese valor inconmensurable que fue su bandera. 

Al maestro Diego Puerta le acompañaron en su últimopaseíllo toreros míticos como Curro Romero o Manuel Benítez El Cordobés. Y, por supuesto, no faltaron Santiago Martín El Viti y Paco Camino, su compadre, con quienes tantas y tantas tardes de gloria alternó Diego Puerta y con quienes conformó uno de los carteles más atractivos y prestigiosos de la historia. Toreros y toreros de distintas etapas cuya relación desbordaría este espacio. 

Entre otros personajes del mundo del toro, rememoraban las hazañas del Espartero del siglo XXI grandes del traje de luces junto a diestros, banderilleros y picadores. Allí estaban Juan Antonio Ruiz Espartaco y su padre, Andrés Vázquez, Tomás Campuzano, Pepe Luis Vázquez Silva, Manuel Ruiz Manili, Antonio Rubio Macandro, José Luis Galloso, Rafael Camino, Fernando Sampedro El Almendro, Martín Pareja Obregón, Emilio Silvera, Tito de San Bernardo, Chicuelo, Curro Puya, Paco Puerta, El Pío y Francisco López. 

Tampoco faltaron diestros sevillanos de la última generación, como Salvador Cortés, Alfonso Oliva Soto, Fernando del Toro y Esaú Fernández, quienes han tenido la fortuna de conocer al maestro Diego Puerta, especialmente en su faceta ganadera. Y si de criadores de toros se trata, en la iglesia y en la plaza de toros se dieron cita los hermanos Eduardo y Antonio Miura, Álvaro Domecq Romero, Borja Domecq, Gabriel Rojas, Jaime Guardiola, Cayetano Muñoz, Javier Molina y Álvaro Martínez Conradi, entre otros. 

Tras la emotiva vuelta al ruedo, el cortejo fúnebre continuó camino del crematorio de la localidad sevillana de La Algaba, donde el cadáver fue incinerado en la intimidad. 

Diego Puerta falleció en la madrugada del miércoles a causa de un fallo multiorgánico en su domicilio ubicado en la urbanización Las Canteras y en la tarde del pasado miércoles los sevillanos pudieron rendirle homenaje en la capilla ardiente que se instaló en el Ayuntamiento de Sevilla. 

Ayer, el rey del valor salió por última vez por la Puerta del Príncipe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios