Los ruidos en el entorno del Salvador llegan al Defensor

  • Los vecinos han enviado varios escritos de quejas por las molestias que supone la recogida neumática de basura y exigen al Ayuntamiento otro sistema.

Comentarios 7

Los vecinos del Salvador no soportan la recogida neumática de basura. Cada mañana un camión de Lipasam acude hasta la calle Entrecárceles para aspirar los residuos urbanos depositados en los puntos de recogida que se encuentran en las inmediaciones. Una tarea diaria, incluso los fines de semana, que se ha convertido en un auténtico suplicio para los residentes por el ruido y las molestias que genera. Aseguran que sufren trastornos del sueño, especialmente los más pequeños, y que no pueden descansar correctamente ni los fines de semana. Ya han contactado con unos abogados especialistas en Medio Ambiente por si deciden emprender esta vía y denunciar al Ayuntamiento. Por el momento, ya han elevado sus quejas al Defensor del Pueblo y al Defensor del Ciudadano del Ayuntamiento.

La contaminación acústica derivada de la recogida neumática de la basura ha sido objeto de quejas tanto de vecinos particulares, como desde la asociación Plaza del Salvador y entorno, que ha trasladado en más de una ocasión sus inquietudes tanto a la gerencia de la empresa municipal de limpieza, como a los responsables del distrito Casco Antiguo, sin haber obtenido hasta la fecha una solución a sus demandas.

Ante la falta de una solución satisfactoria, los residentes han decidido dar una paso más en sus quejas para buscar otros apoyos. Han mandado un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo de la Rubia, para exponerle el problema y para que medie con el Consistorio en busca de una solución. Chamizo les contestó que se había puesto en contacto con el Ayuntamiento para solicitarle un informe sobre la recogida neumática de los residuos, aunque de momento no ha obtenido contestación alguna. También se han dirigido al Defensor del Ciudadano del Ayuntamiento, José Barranca, del que, aseguran, no han recibido respuesta alguna.

La asociación de vecinos, ante la falta de respuesta, no descarta denunciar judicialmente al Ayuntamiento por los ruidos. Afirman que han efectuado una consulta a un despacho de abogados especializado en derecho Medio Ambiental que les habría expuesto que por el nivel de decibelios registrado y la duración de la recogida, el Ayuntamiento podría estar cometiendo un delito contra el Medio Ambiente.

Los efectos de la recogida neumática no sólo afecta a las personas que viven en la calle Entrecárceles. Desde la asociación explican que la onda expansiva lleva el ruido a otras vías como Faisán, donde se encuentra una de las entradas al hospital de ancianos de San Juan de Dios, Álvarez Quintero, Francos, Chicarreros, Almirante Bonifaz, etcétera. Las molestias también las sufren los comercios, bares y hoteles de la zona; además de muy especialmente los niños, sobre todo los fines de semana.

El sistema de recogida cuenta con un importante rechazo en la zona, no ya sólo por el ruido que genera la succión de la basura, también por la estética de los buzones, por el pequeño tamaño de la boca, que impide depositar bolsas de tamaño normal; y por la altura de los mismos. Todo ello convertiría este sistema en "inoperante".

La asociación de vecinos del Salvador quiere que el Ayuntamiento elimine este método de recogida que lleva varios años y lo sustituya por otro, como los contenedores soterrados, que acorte el periodo de recogida y elimine de manera drástica los ruidos y molestias que sufren actualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios