El salario medio en la capital se sitúa por debajo de los 1.200 euros

  • Un 14% del trabajo es irregular, sin cotizar a la Seguridad Social, sobre todo en el personal doméstico, los peones y la hostelería · Cerro-Amate y Macarena concentran la mayoría de empleos sumergidos

Comentarios 27

El salario medio de los trabajadores de Sevilla capital por su trabajo principal se sitúa por debajo de los 1.200 euros (exactamente en 1.191 euros), pero la situación empeora cuando el nivel de formación del empleado no va más allá de los estudios primarios, cuando se trata de mujeres y de jóvenes menores de 25 años, según los datos de la Encuesta de Calidad del Empleo (2009) elaborada por la empresa Sevilla Global, ligada a la delegación de Economía y Empleo del Ayuntamiento que dirige Carlos Vázquez (IU). La muestra se ha realizado a 2.014 personas ocupadas de la capital (de un total de 238.160) con entrevistas personales en hogares entre enero y marzo de 2009 y con un nivel de confianza del 95,5%.

En las mujeres, la diferencia de salarios es la más significativa, ya que cobran un 29% menos de media que los hombres con un sueldo de 954 euros (ver gráficos). Otro sector perjudicado es el de los jóvenes de 16 a 24 años, que perciben 753 euros de media, muy lejos de los 1.259 euros de los trabajadores de 35 a 44 años.

El nivel de estudios, una vez más, determina de forma esencial los sueldos en proporción directa. Sirva como ejemplo la distancia que separa a los trabajadores con estudios primarios, que perciben una media de 1.071 euros, respecto a los que cuentan con estudios universitarios superiores, con 1.667 euros. El porcentaje de diferencia es de un 35,8%. A más estudios, mayor salario. No es casual el aumento en los últimos años de la cifra de adultos que se reenganchan a los estudios de Secundaria y Formación Profesional Superior en estos tiempos de crisis económica y desempleo.

Con un salario bajo, la economía de los hogares se compensa con los ingresos del resto de la familia. Según la encuesta, el total de ingresos del hogar sevillano (en su mayoría por tres o cuatro miembros) se sitúa en los 1.950 euros.

Por distritos, las diferencias de salario son acusadas. La media salarial superior se encuentra en Los Remedios (1.520,6 euros), Bellavista-La Palmera (1.436,5 euros) y Casco Antiguo (1.390,1 euros), mientras que en el otro extremo figuran el distrito Norte (1.091,1 euros), Cerro-Amate (1.094,4 euros) y San Pablo-Santa Justa (1.096,9 euros).

De todos los aspectos estudiados, el salario se presenta como el que más importa a los trabajadores. De toda la población encuestada, un 16,2% manifiesta que cobrar más es el principal motivo por el que desean cambiar de trabajo.

El estudio analiza el trabajo sumergido. El 14,1% de los trabajos son irregulares, es decir, oficialmente no están registrados ni sus empleados cotizan a la Seguridad Social, mientras que el 12,6% de los entrevistados aseguran trabajar todas o casi todas las horas en esta situación.

Por sexo, la proporción de mujeres que trabajan de forma irregular (22,2% del total), casi triplica a la de hombres (8,8%) y, por edad, más de la cuarta parte de los trabajadores menores de 25 años realizan algún trabajo sumergido. Por sectores, la mayor parte del empleo sin regularizar se da en los hogares con personal doméstico (83,7%), muy por encima del resto de sectores. Le siguen los no cualificados y peones (42,1%), los trabajadores de servicios de restauración y de protección (22,4%) y la hostelería (19,4%).

Por barrios, los distritos Cerro-Amate y Macarena concentran la mayor proporción de trabajadores sumergidos, en porcentajes que superan el 20%.

La conciliación laboral y familiar parece haber mejorado sensiblemente respecto a 2007, aunque siguen siendo mayoría (55,7% de la población ocupada de Sevilla) las que declaran que sus horarios actuales no les permiten esta conciliación. No existen diferencias significativas por sexo o edad, pero sí por sectores. El sector comercial es el que menos posibilidades de conciliación ofrece.

Otra de las conclusiones del estudio es que se alarga la jornada laboral del trabajo y se reduce la cantidad de segundos trabajos. Casi el 20% de los trabajadores a tiempo completo trabajan más de 46 horas semanales, aunque se reduce prácticamente a la mitad el colectivo de quienes tienen varios empleos, que pasa de ser del 4,3% en 2007 al 2,4% en la actualidad.

En 2009 también se ha incrementado el empleo a tiempo parcial (jornada más conciliadora) en 5,2 puntos, alcanzando el 17,9% de los trabajadores.

En relación a la igualdad de género y oportunidades, la percepción de que tener un hijo es un riesgo para la carrera profesional sube 2,5 puntos porcentuales desde 2007, y casi el 5% de las mujeres entrevistadas afirman haber sufrido algún tipo de discriminación laboral, sobre todo por razón de género. A pesar de esto, en general, la encuesta muestra escasa discriminación en el empleo: el valor del índice de igualdad de oportunidades se sitúa en 8,1 puntos sobre 10.

Aumentan los trabajadores que confiesan carecer de nivel para desempeñar el puesto (más del 35% de los entrevistados) y sigue siendo escasa la inversión de las empresas en la formación continua de su plantilla, un ligero empeoramiento respecto a la situación de 2007. Además, la inversión que realizan las empresas en formación continua es muy escasa, y sólo el 15% de los informantes realizaron algún curso en el último año por iniciativa de la empresa, un porcentaje que sube a medida que lo hace el nivel de estudios de los entrevistados.

En general, los entrevistados creen que la calidad del empleo en Sevilla es buena, con un índice de 7,3 puntos sobre 10, un ligero descenso con respecto a los 7,4 puntos que recibió en 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios