El salario medio en la provincia cae más de mil euros en seis años

  • CCOO cree que las reformas laborales han aumentado la precariedad y la desprotección social.

Comentarios 3

En 2008, antes del inicio de la crisis, la tasa de paro en la provincia de Sevilla era del 16%. Hoy supera el 28%, según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Además, los hogares sevillanos con todos sus miembros en paro se han casi duplicado y el salario medio anual ha caído 1.058 euros en seis años. Así lo pone de manifiesto el Informe Anual del Mercado de Trabajo en la provincia de Sevilla que Comisiones Obreras (CCOO) presentó ayer.

Para Alfonso Vidán, secretario general de este sindicato, estos datos demuestran que la aplicación de las reformas laborales, la de 2010 y 2012, "están situando el mercado de trabajo en una situación de precariedad extrema con más paro, más inestabilidad, más desprotección social y sueldos más bajos". "No se puede hablar de recuperación económica cuando, desde el inicio de la crisis hasta este momento, el número de personas en paro en la provincia ha pasado de 144.550 a 289.075", señaló Vidán. "A estos datos hay que ponerles rostro y sobre todo destaca el dramatismo que están padeciendo 94.990 hogares de la provincia de Sevilla que se han quedado con todos sus miembros en paro. Una cifra que prácticamente se ha duplicado desde el principio de la crisis", cuando la cifra era de 49.391.

El desempleo es mayor en el sector servicios, donde se registra más del 50% del total de personas en paro. El informe de CCOO señala un tímido repunte en la construcción, que, tras la caída del mercado inmobiliario provocado por la crisis, comienza a tener un halo de esperanza. La agricultura se caracteriza por las diferentes fluctuaciones a lo largo del año motivadas por las distintas campañas agrícolas. Y se aprecia, del mismo modo, una leve reducción en las cifras de las personas desempleadas en la industria.

El paro registrado en Sevilla capital supone casi el 35% del total existente en la provincia, con similitudes respecto a los flujos de estacionalidad en sectores. Y la tasa de paro de la provincia se encuentra ocho puntos por encima de la media estatal.

"Las recetas de reactivación económica, sobre todo las dos reformas laborales que ha sufrido nuestro país en 2010 y 2012, han sido no sólo injustas con la clase trabajadora, sino también absolutamente ineficaces para conseguir la reducción del paro y el aumento de la actividad económica y el empleo. No solo en términos cuantitativos, sino que en términos cualitativos", manifestó Vidán. "La precariedad laboral se ha asentado en forma de contratos temporales y de salarios bajos. El salario medio ha caído 1.058 euros con respecto al inicio de la crisis y más del 50% de la población no llega ni a ser mileurista".

Según los últimos datos de los que dispone el sindicato, con fecha de 2014, el salario medio de la provincia de Sevilla es de 15.580 euros anuales, mientras que en 2008 era de 16.638. A pesar de esta disminución, se trata del salario medio más alto de Andalucía. Pero si se compara con la media nacional, son más de 2.800 euros menos.

Las contrataciones temporales, por otro lado, siguen representando el mayor porcentaje de la contratación, aumentando los contratos a tiempo parcial "y creándose un empleo de baja calidad, mucho más precario y con peores condiciones laborales", según refleja el informe elaborado por CCOO.

"Ha aumentado de forma exponencial los contratos de trabajo de menos de siete días. Además, el contrato por obras y servicios ha llegado a suponer más del 50% de la contratación en algunos meses y, junto con el contrato eventual por circunstancias de la producción, ha llegado a suponer casi el 90% del total de los contratos firmados en algunos meses, lo que es una barbaridad", apostilló durante la presentación del informe el secretario de Empleo de CCOO de Sevilla, Sergio Santos. "En Sevilla somos excesivamente dependientes de las campañas agrícolas y turísticas", subrayó.

Según el sindicalista, durante la crisis también "se ha incrementado el número de personas en paro de larga duración", pasando de los 34.577 a los 181.015. La población asalariada con jornada a tiempo parcial ha aumentado del 13,4% hasta el 20%, y las personas ocupadas menores de 30 años han bajado desde 315.823 de 2008 hasta 185.374 personas en 2015. Por otro lado, según recordó Santos, "casi el 50% de las personas en paro no tiene ningún tipo de protección" actualmente y "esto va unido a que la población asalariada ha disminuido y se ha empobrecido, ya que en los últimos siete años no sólo no se han incrementado los salarios, sino que han disminuido en 1.000 euros al año".

Alfonso Vidán realizó ayer durante la presentación del informe un llamamiento a los partidos políticos, que están en plena campaña electoral, para que cambien las políticas económicas: "Demandamos de manera urgente la puesta en marcha de un plan de empleo específico para la provincia de Sevilla. Es necesaria la intervención de las instituciones y los agentes económicos y sociales para poner en marcha un cambio de modelo productivo, muy necesario para originar una reactivación económica y una generación de empleo de calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios