El secretario y el interventor advirtieron un año antes que el contrato no podía alterarse

  • No había causas imprevistas que justicaran el cambio como exige la Ley de Contratos Públicos.

El secretario general del Ayuntamiento dejó claro al anterior delegado de Movilidad, el socialista Francisco Fernández, que no podía modificar de ninguna forma el contrato público de los 17 aparcamientos adjudicados a Equipark (ahora Resipark 2011) e Iniciativas Aparca. Argumentó en un informe que no había causas imprevistas ni nuevas necesidades que lo justificaran y sí una "imprevisión" del Ayuntamiento al adjudicar la mayor parte en suelos privados, por lo que modificar el contrato público iba contra la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas. La única salida era rescatarlos y repetir el conocurso

El informe es de 4 de marzo de 2009, un año y ocho meses antes del convenio privado que firmó el delegado de Movilidad con Equipark para alterar parcialmente el contrato. Como titular de la asesoría jurídica, Luis Enrique Flores argumenta que "la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas exige que la modificación de los contratos obedezca a necesidades nuevas o causas imprevistas, justificándolo debidamente en el expediente". Y cita en este punto el artículo 101 del Real Decreto 2/2000 por el que se aprueba el texto refundido de la ley.

Añade que las necesidades nuevas o imprevistas "no deben confundirse, en palabras del Consejo de Estado, con las simples imprevisiones derivadas de una inadecuada redacción del proyecto, ya se deba a defectos en su propia elaboración o en los datos que sirvieron para su redacción misma, evitando de este modo desnaturalizar el principio de licitación pública que rige en el ámbito la contratación administrativa y que se alteren improcedentemente los terminos en los que la Administración invitó a los licitadores a formular sus ofertas", según el dictamen del Consejo de Estado 583/2001 y 454/1996.

Esta argumentación también fue asumida por el interventor del Ayuntamiento, José Miguel Braojos un mes después. El 3 de abril de 2009 emite un dictamen donde dice que, a la vista de la documentación, hace suyo el informe del Secretario general "en cuanto la alteración afectada a un elemento sustancial del contrato y las circunstancias que se alegan para modificar el contrato no responde a necesidades nuevas e imprevistas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 101 del RDL 2/2000" por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas.

Ambos garantes de la legalidad del Ayuntamiento emitieron sus informes cuando el anterior delegado de Movilidad se percató, año y medio después de adjudicarlos, que había encargado las obras en suelos privados. En 2008 quiso cambiar de suelo sin más los 17 aparcamientos que adjudicó en suelo particular a las dos concesionarias: a Equipark 8 en terreno privado y 5 en público; a Inicitivas Aparca cuatro en privado y dos en suelo público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios