calle rioja

El 'señorito' en la cárcel, el anarquista en el hotel

  • La Avenida. 81 años de la muerte de José Antonio y Durruti; uno tuvo una calle, otro fue preso en el Pópulo

Avenida de la Constitución. Avenida de la Constitución.

Avenida de la Constitución. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 2

José Antonio Primo de Rivera (1903-1936) murió en la cárcel de Alicante con 33 años, como Jesucristo. Diez años más, de 1937 a 1980, la actual Avenida de la Constitución llevó el nombre del joven abogado que en octubre de 1933 fundó Falange Española, un partido de corte fascista que abogaba por las nacionalización y la reforma agraria. Hoy se cumplen 81 años de su muerte. Ese 20 de noviembre de 1936 también moría Buenaventura Durruti en el hotel Ritz de Madrid, sede del hospital de sangre de las milicias catalanas. El mundo al revés. El señorito, perfil del que siempre renegó, moría en la cárcel; el anarquista, en un hotel de cinco estrellas.

El 2 de abril de 1933, el año que José Antonio funda la Falange, Durruti fue detenido en Sevilla y en la cárcel del Pópulo -actual mercado del Arenal- recibió la visita del escritor Pío Baroja. José Antonio era muy amigo de Unamuno y llevó bastante mal que su padre, el dictador Miguel Primo de Rivera, lo desterrara a la isla de Fuerteventura. Vidas paralelas, muerte más paralela todavía, de dos emblemas de largo aliento y corta vida unidos por la generación del 98.

Baroja visitó a Durruti en la cárcel del Pópulo, a José Antonio le dolió el destierro de Unamuno

Una operación para intentar liberar de la cárcel a José Antonio es el punto de partida de la novela Falcó, de Arturo Pérez-Reverte. La vida del líder falangista la repasa el historiador Joan Maria Thomas en el libro José Antonio. Realidad y Mito. (Debate). El autor, que participó en unas jornadas sobre Falange en la Universidad de Sevilla, hace un repaso de los antecedentes familiares.

Un tío-abuelo de José Antonio participó con Prim en La Gloriosa, la revolución que derrocó a Isabel II. Miguel Primo de Rivera tuvo serios encontronazos con el rey Alfonso XIII, caldo de cultivo de las pocas simpatías por la Monarquía que tuvo su hijo. Éste fue el primogénito de seis hijos, aunque Ángela, hermana gemela de Pilar Primo de Rivera, la fundadora de la Sección Femenina, murió con 5 años.

José Antonio quiso ser primero militar o ingeniero, pero finalmente terminó Derecho. En ese sentido, no desentona que la calle que llevó su nombre se llame Avenida de la Constitución. Las vidas de sus hermanos varones no fueron lineales. A Miguel, el segundo, le perdía según Thomas la pasión por las mujeres. Le tiró los tejos a una hija de Alfonso XIII y tuvo que renunciar al puesto de embajador en Londres por enamorarse de una conocida dama inglesa. Fernando, el benjamín, fue militar y aviador, pero terminó dedicándose a la Medicina junto al doctor Marañón.

José Antonio empezó la carrera de Derecho en 1917, hace justamente un siglo. Ese año a su padre le castigan con la pérdida de destino por proponer en su discurso de ingreso en la Academia Hispanoamericana de Cádiz el cambio de Gibraltar por Ceuta. El militar se repuso de esas reprimendas y mandó en las capitanías generales de Valencia, Madrid y Cataluña, donde el 13 de septiembre de 1923 protagoniza el pronunciamiento que da pie a la Dictadura que desde entonces lleva su apellido. José Antonio tenía veinte años. Su padre estuvo siete años en el poder. Seis días después de dejarlo, fue encontrado muerto en un hotel de París.

La Dictadura de Primo coincide con la generación del 27 y la Exposición del 29. A Cruz Conde, su ayudante en Cataluña, lo premió con la alcaldía de Córdoba primero y la dirección de la Exposición Iberoamericana después.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios