Urbanismo

La Campana: una treintena de agentes para retirar los veladores

  • Una sentada de los trabajadores de la confitería retrasó la incautación de mesas y sillas.

  • Los dueños apuntan al cierre del negocio "al perder hasta 1.500 euros al día".

Comentarios 21

A mediodía llegaron a la Plaza de la Campana varios técnicos de la Gerencia de Urbanismo acompañados de agentes de la Policía Local y una cuadrilla de operarios municipales para retirar las mesas y sillas instaladas en una de las zonas más turísticas de la ciudad pese a la entrada en vigor este lunes de la nueva ordenación de terrazas que fue aprobada a principios de marzo.

Ninguna oposición se encontraron para incautar el mobiliario del McDonald's (formado por ocho mesas y 32 sillas). Todo lo contrario en la confitería que lleva el mismo nombre de esta céntrica plaza. Tras un par de horas de diálogo entre los dueños del establecimiento, los funcionarios de la Gerencia y los agentes, no se llegó a ningún acuerdo ante la atenta mirada de los sevillanos y turistas que transitan a diario por esa zona de la ciudad. Al mismo tiempo, los empleados decidieron realizar una sentada para impedir la retirada de los veladores. La decisión del Ayuntamiento fue retirarse de la Plaza de la Campana.

Poco después de las cuatro de la tarde se personaron cuatro patrulleros y tres furgonetas de la Policía Local más dos furgonetas de la Policía Nacional. Una treintena de agentes. No fueron pocos los clientes que se levantaron de las sillas y se marcharon apresuradamente ante el fuerte dispositivo policial. Otros esperaron a terminar sus viandas antes de pedir la cuenta y dejar los veladores libres. "No soy un experto en asuntos jurídicos, pero nuestros asesores entienden que esta decisión de no renovar unilateralmente la licencia es ilegal. No hemos puesto resistencia porque no íbamos a conseguir nada. Si digo que el recurso de alzada que presentamos contra esta nueva ordenanza se lo han pasado por el forro", criticó el copropietario Borja Hernández.

La Gerencia estudia las propuestas de los hosteleros para San Fernando y la Avenida

La confitería La Campana tenía instalados once veladores, que "cumplen todos los requisitos legales" y para los que cuenta con la preceptiva licencia, por lo que considera que es "incomprensible" que ahora el Ayuntamiento decida "de manera unilateral" eliminarlos "sin un motivo justificado". Los propietarios del negocio defienden que el gobierno municipal haga las inspecciones que sean necesarias para detectar y "castigar a quienes incumplan la ordenanza de veladores o no cuenten con los permisos oportunos", pero que "no ataquen" a quienes tienen todos los papeles en regla. La Campana cuenta con veladores desde hace más de treinta años, que suponen el 70% de su recaudación, por lo que "su eliminación llevaría al cierre con toda seguridad al perder hasta 1.500 euros al día". El abogado de la confitería sostuvo que la intervención les cogió por sorpresa ya que el recurso presentado en los tribunales solicitaba la suspensión y argumentó que "lo lógico era la suspensión de la intervención, ya que así lo entiende el Tribunal Constitucional". El copropietario Hernández hizo una reflexión: "¿Tan peligrosos son los once veladores para la ciudad? Es ridículo".

Desde el equipo de Juan Espadas se entiende que la intervención de la Gerencia viene motivada tras la colocación de mesas y sillas después de Semana Santa pese a regir una normativa que esta zona de la ciudad no se permite la instalación de estos elementos "a fin de garantizar la seguridad, la accesibilidad y la movilidad del tránsito peatonal en esta zona, que ejerce un papel crucial como nodo de comunicación y como lugar de gran tráfico de personas en el centro de Sevilla". Argumentan que la decisión adoptada "obedece a la intención del Ayuntamiento de recuperar plenamente este espacio para el uso y disfrute de los ciudadanos, mermado como consecuencia de la masiva proliferación de veladores producida en los últimos años. De este modo, se pretende devolver este enclave a la ciudadanía ofreciendo las máximas garantías de uso del mismo desde el punto de vista de la accesibilidad y la seguridad. Se trata, por tanto, de una decisión adoptada en defensa del interés general, que de ninguna forma trata de ir contra los intereses de los hosteleros".

Mientras, Urbanismo ha concedido a los hosteleros afectados en la calle San Fernando y la Avenida de la Constitución la posibilidad de que propongan ellos una reordenación de sus respectivas terrazas de acuerdo con los criterios adoptados, de manera que será una vez que se estudien y se dé el conforme a sus planteamientos cuando entren plenamente en vigor las medidas aprobadas.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios