Los sevillanos adeudan al año 20 millones en tributos locales

  • El Consistorio anuncia la creación este verano de la Agencia Tributaria que gestionará también multas e ingresos

Comentarios 2

El Ayuntamiento de Sevilla deja de ingresar en concepto de tributos impagados alrededor de 20 millones de euros anuales, lo que representa una tasa de morosidad del 14% "comparable" a la del resto de las grandes capitales nacionales, indicó ayer el que será responsable técnico de la nueva Agencia Tributaria que constituirá el Consistorio el próximo verano, Eduardo León.

El todavía gerente de la Agencia Municipal de Recaudación precisó que la tasa de impago se refiere al período de devengos periódicos en plazo, y anunció que este porcentaje está siendo reducido gracias a los embargos e inspecciones, que serán incrementados una vez que se cree la nueva agencia para duplicar la eficacia de las intervenciones contra los morosos.

La tasa de impago no es la misma en todos los tributos locales, siendo el de Vehículos de Tracción Mecánica, conocido popularmente como sello del coche, el que cuenta con el porcentaje más alto de morosidad, del 18,36%, según los datos municipales obtenidos tres meses después de finalizar el periodo voluntario de pago. El cargo neto que el Consistorio debe obtener cada año mediante este impuesto supera los 30 millones de euros, de los que viene recaudando unos 22 millones de euros, según las estadísticas de Hacienda de los últimos años.

Tras el IVTM se sitúa el Impuesto de Bienes Inmueble (IBI), con una tasa de morosidad del 14,11%. Por ejercicio, el Consistorio viene dejando de ingresar entre 12 y 15 millones de euros, según el porcentaje impagos de cada anualidad, de un cargo neto total que supera los 90 millones de euros, según datos del pasado mandato.

Lo mismo sucede con el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), donde la tasa de impagos ronda el 7,73% y el dinero recaudado en los últimos años no llega a los 30 millones de euros -cifra que incluye el montante transferido por el Estado en compensación por la reducción del número de contribuyentes decretado en 2003 por el Gobierno central-.

La deuda que los sevillanos mantienen con el Ayuntamiento por tributos no pagados es, no obstante, todavía mayor, ya que se acumulan las cifras sin pagar ejercicio tras ejercicio. La propia Delegación de Hacienda estimó a inicios del pasado mandato que sólo en IBI la cantidad pendiente de cobro ascendía a 67 millones de euros, una deuda acotada entre los años 1999 y 2004.

La lucha contra la morosidad y el fraude tributario se cuenta entre las prioridades que el delegado de Hacienda, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (PSOE), citó ayer de cara a la creación de la Agencia Tributaria, un organismo que aplicará "masivamente la informática de gestión, compartiendo datos con otras administraciones y simplificando los procedimientos administrativos".

La Agencia Tributaria derivará de la fusión de la actual Agencia de Recaudación y los servicios de gestión de ingresos, multas y tesorería. Ello implicará que el nuevo organismo gestione más de 322 millones de euros, lo que representa la mitad de los recursos e ingresos que percibe el Ayuntamiento de Sevilla cada ejercicio. "La nueva agencia acabará con la duplicidad de recursos que había en notificaciones y en cajas de ingresos, la de recaudación, de un lado, y la de ingresos y multas, de otro", explicó Gómez de Celis.

El nuevo servicio único tributario tendrá su sede en el edificio de la Gavidia que el Consistorio compró al Estado en el anterior mandato por 9 millones de euros. El capitular precisó que existe una encomienda de gestión a Urbanismo para la redacción de los pliegos de condiciones de reforma del edificio, unas obras que se acometerán "este mandato, sin duda". La fórmula que utilizará el Consistorio para no gastar más dinero en la rehabilitación de los 9 millones ya pagados por la propiedad será la privatización de parte del inmueble a la empresa que opte al concurso, que podrá destinar parte del suelo a usos terciarios a cambio de costear la reforma integral del edificio, que compartirá con servicios municipales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios