Los sevillanos también han gastado menos agua en 2012

  • Al cierre del tercer trismestre la caída en el consumo total era casi de un 3%

La tendencia a la baja en el consumo de agua se acentúa en este 2012. La ciudad comenzó a reducir el empleo de agua en los años posteriores a la Exposición Universal y, desde entonces, ha ido trazando una tendencia que es positiva, pues el agua es un bien escaso, pero que genera problemas de facturación. El tercer trimestre de 2012 terminó con una reducción del 2,8%. Y si se hace la comparación respecto al primer semestre completo, la caída es del 2,2%.

El consumo por habitante también ha descendido. En el primer semestre de 2011 fue de 118 litros por habitante y día, mientras que en el mismo período de 2012 ha sido de 116. En el consumo industrial también se ha registrado una caída en los mismos períodos comparados: de 50,4 se ha pasado a 47,7 litros por habitante y día.

Emasesa trabaja con unas previsiones en las que el consumo seguirá en 2013 la tendencia a la baja. Los cálculos de la compañía vaticinan que la caída total será del 1,9%. El descenso tanto de facturación como de consumo en las dos últimas décadas tiene varias explicaciones. Emasesa valora siempre muy favorablemente la concienciación ciudadana a la hora de realizar un consumo eficiente. Esta virtud fue especialmente clave en los años posteriores a la sequía de 1995, debido a las campañas de concienciación que el Ayuntamiento puso en marcha y que consiguieron que el consumo no subiera de nuevo una vez superada la situación de sequía.

Otra causa es la mayor eficiencia en la gestión del agua en los hogares e industrias. En el primer caso, han sido muy importantes los efectos del denominado Plan Cinco, por el que se ha promovido la instalación de contadores individuales de agua desde 1998 y la instalación de elementos ahorradores en grifos, así como la sustitución de electrodomésticos por otros con menor consumo de agua. En el caso de las industrias se han producido modificaciones en los procesos productivos introduciendo eficiencia en el consumo de agua. Emasesa también admite que como consecuencia de la crisis económica, el consumo industrial de agua se ha reducido de forma considerable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios