"Me siento acosado y ofendido por un ataque de celos profesionales"

  • Dice defender su dignidad al ser víctima encubierta del oficial mayor, Fernández Pacheco, que cuestiona su nombramiento y denuncia al gobierno por 'mobbing'

Comentarios 3

-¿Se siente aludido en la batalla que ha iniciado el oficial mayor contra el gobierno por 'mobbing' y contra la libre designación del cargo que usted ocupa?

-Me siento ofendido, acosado y en una situación difícil para trabajar, ya que el señor Fernández Pacheco usa en esta supuesta batalla contra el gobierno cualquier recurso, aunque perjudique a compañeros.

-Entremos en materia, ¿es ilegal la estructura jerárquica de la Secretaría del Consistorio, como denuncia Fernández Pacheco?

-Existe desde 2003, por lo que no se entiende que lo que en 2004, 2005 y 2006 era correcto a partir de 2007 y por el simple hecho de que el gobierno me haya nombrado a mí y no a él, sea ilegal.

-¿Cree que todo radica en un ataque de celos profesionales?

-Totalmente, estoy convencido, como también que está utilizando el Colegio Profesional para hacerme la vida imposible.

-¿Se siente amenazado?

-Indirectamente, sí. He sido insultado por él ante testigos, y acusado de usurpador de funciones.

-El recurso de Fernández Pacheco es contra la libre designación del cargo que usted ocupa aprobada en junta de gobierno...

-Desde que llegué al Ayuntamiento ha presentado cinco recursos contra mí: el de la toma de posesión, la propuesta de nombramiento, la libre designación, el decreto de delegación de Urbanismo, el de delegación en los patronatos... Hasta ahora, todas las resoluciones han sido favorables a la actuación municipal.

-¿Se repite la concentración de funciones que usted ostenta en otros consistorios?

-Por ejemplo, en Málaga. Y no es irregular ni ilegal, es una interpretación de la Ley de Modernización del Gobierno Local de 2003 que, probablemente, sea modificada la próxima legislatura.

-El oficial mayor insiste en que fue destituido como secretario del IMD por informar contra proyectos estrellas de IU, como el polideportivo que debía reutilizar la cúpula de la Copa Davis.

-No me consta que hiciera informes relevantes. Incluso alguno de los que se atribuye son míos, como el que usted cita. Es más, me cuentan que un dictamen suyo provocó la apertura de un proceso penal contra funcionarios del IMD que fueron absueltos.

-¿Tiene constancia de dificultades laborales en el IMD con Fernández Pacheco?

-El ambiente era negativo; sentó a tres compañeros en el banquillo.

-¿Es ése el motivo de su destitución?

-No lo sé, podría ser.

-Tampoco la gestión del concejal de Deportes al frente del IMD ha sido del todo brillante...

-En los cinco meses que llevo de secretario del IMD no he tenido ningún problema con él. No condiciona mis informes jurídicos.

-¿Son vinculantes sus informes?

-Mi función no es gobernar, sino decir lo que se puede hacer y lo que no. No son vinculantes, son informativos, y el político debe valorar las consecuencias de sus actos.

-¿No ve 'mobbing' en un despacho desmantelado?

-Es que no hubo tal desalojo. Fue requerido por el gerente del IMD para que retirara sus pertenencias de la Cartuja en más de cuatro ocasiones desde que el alcalde me atribuyera en julio las funciones de la secretaría del IMD. Desde entonces no debía ocupar el despacho. La última vez que fue apercibido de ello fue en noviembre, y él mismo pidió un mes de plazo para el traslado a la sede de Emasesa, donde tiene otro.

-¿Confía en él para delegar?

-No. De hecho, he creado una jefatura de servicio de apoyo al secretario para evitar delegar.

-Perdone, ¿existe algún problema personal entre ustedes?

-Ninguno. La relación entre ambos fue excelente hasta que me incorporé aquí.

-¿Hay solución?

-Si su actitud cambia y asume que es la Corporación quien decide quién ocupa la Secretaría, podríamos normalizar la relación.

-¿Se siente respaldado por la clase política?

-Completamente.

-Pero ha sido usted quien ha decidido dar la cara, no los políticos...

-No me ha quedado más remedio que defender mi dignidad profesional y la imagen que he logrado después de 24 años de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios