Los sindicatos culpan del aumento de los delitos a la falta de medios

  • Consideran que influyen la "desmotivación" de los agentes, la mayor "agresividad" de los delicuentes y que las leyes no son lo suficientemente contundentes

Los sindicatos policiales culpan del repunte de un 10% de la criminalidad no sólo a la situación de crisis económica que afecta al país, sino además a la falta de medios con los que cuentan los agentes para desarrollar su trabajo y a otros factores como la "desmotivación" de los policías, una mayor agresividad de los delincuentes y que las leyes no son lo suficientemente contundentes.

El secretario regional del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Manuel Espino, advirtió ayer que el atraco del pasado viernes en el supermercado de la Gran Plaza, donde murió un atracador y un comisario resultó herido, es una "muestra del repunte" de la criminalidad que, en su opinión obedece a la falta de medios y al conflicto salarial que aún no termina de resolverse. Espino recuerda que los servicios extraordinarios, que podrían ayudar a combatir ese aumento de la criminalidad, "no se suelen hacer" y a ello se une la "desmotivación" de los policías, que reclaman la equiparación de sus sueldos con las policías autonómicas catalana y vasca.

El dirigente sindical precisó, en cuanto a la falta de medios de la Policía, que, por ejemplo, el aeropuerto de Sevilla aún no dispone de "verificadores", unas máquinas que permiten identificar cuando el pasaporte de un ciudadano extranjero es falso o no y que además proporciona otro tipo de información sobre si tiene antecedentes penales. Ello obliga a los agentes a intervenir cuando detectan algo raro en el pasaporte o sospechan de la actitud del viajero, "como se hacía antiguamente".

El secretario general de la Confederación Española de Policía (CEP), Ángel Reina, indicó que, junto a la falta de medios y la desmotivación de los agentes, otro de los factores que influyen en el rebrote de la criminalidad es que los delincuentes son "cada vez más agresivos, como se ha comprobado en el atraco del viernes: entran dos atracadores superagresivos y con su armamento preparado". En opinión de Reina, se está pasando "del hurto a la agresividad de un atraco, de las armas de plástico a las reales", con el consiguiente riesgo que genera ese aumento en la escala de la delincuencia cuyo "valor superior es el atraco" a un establecimiento.

El secretario del CEP también hizo un llamamiento al legislador para que permita que se "ponga a buen recaudo al delincuente para que cuando regrese a la sociedad esté en condiciones de vivir con el resto de los ciudadanos". Ángel Reina pidió que las leyes "se lleven al máximo, porque lo que puede ocurrir es que un individuo cometa un atraco y a los tres días esté en la calle. El que la hace debe de pagarla, eso es lo que entienden los ciudadanos".

Por su parte, el secretario regional de la Unión Federal de Policía (UFP), José Méndez, opinó que los delitos que han aumentado no son los de mayor gravedad, como los homicidios y asesinatos, pero "sí los que causan una mayor alarma social, los que más se perciben por los ciudadanos". José Méndez hizo hincapié en la relación entre la crisis económica y el incremento de estos delitos. "Las personas que están en la línea de la delincuencia cuando tienen trabajo no suelen cometer delitos", concluyó el representante de este sindicato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios