XVI semana de la arquitectura | lugares de oportunidad que no se usan en sevilla

18 solares y edificios siguen sin uso tras varias décadas

  • Los arquitectos lamentan que la capital lleva 20 o 30 años sin dar uso a espacios en zonas estratégicas y hacen propuestas

  • La causa: el Ayuntamiento no tiene claro su modelo de ciudad

Comentarios 4

Los arquitectos de la ciudad llaman la atención sobre la cantidad de solares y edificios situados en lugares estratégicos del centro o de su entorno que siguen abandonados y sin el uso que merecen. En sus trabajos de fin de carrera proponen destinarlos a soluciones útiles a los sevillanos que mejorarían la capital: residencia universitaria, residencia de mayores, espacios para la creación artística, centro tecnológico digital, colegio de Infantil y Primaria, talleres con viviendas y coworking, vivienda con huertos y usos mixtos, centro de formación, mercado....

"Algo pasa en esta ciudad cuando 20 o 30 años después siguen sin solucionarse solares y edificios degradados de la ciudad que se estudian cada año de forma recurrente en la Escuela de Arquitectura", lamentó este jueves Juanjo López de la Cruz, que abordó esta cuestión en la conferencia organizada por el Colegio de Arquitectos el miércoles en el convento Nuestra Señora de los Reyes por la XVI Semana de la Arquitectura. El arquitecto denunció que estos solares estratégicos no tengan más futuro que su destino como aparcamientos en superficie por parte del Ayuntamiento. Es el caso de los suelos junto al puente de Los Remedios ("teniendo un lugar privilegiado junto al río"), los de San Bernardo y junto a los Jardines del Valle.

Los casos más graves afectan a 18 solares y edificios, "lugares de oportunidad" que el tiempo ha convertido en "lugares de especulación". Lo señaló este jueves Rocío Fernández Soler, arquitecta que coordina la exposición al aire libre en la Alameda, donde pueden verse las propuestas de los arquitectos para estos espacios. El objetivo es dinamizar el debate social y promover concursos públicos que "garanticen la calidad y no la privatización con único fin comercial. Que los ciudadanos reconozcan sus problemas, a los que los arquitectos quieren dar soluciones y respuestas que darán vida a la ciudad solventando sus necesidades".

En el edificio de la Gavidia una propuesta de uso es para colegio de Infantil y Primaria

La antigua comisaría de la Gavidia es uno de esos edificios valiosos y sin uso. Los jóvenes arquitectos -Juan Andrés Rodríguez Lora y Sete Álvarez Barrena- proponen que acoja un colegio de Infantil y Primaria, o un centro cultural. Sobre este inmueble hito del movimiento moderno profundizaron el miércoles en la conferencia los arquitectos José Antonio Trujillo y José Carlos Gutiérrez.

Del antiguo astillero medieval del Arenal, que no figura en la lista, los arquitectos volvieron a denunciar que "de nada sirve tener unas maravillosas Atarazanas cuando la mayoría de los ciudadanos no pueden visitar el edificio", se quejó López de la Cruz. Otro tanto le sucede al solar de la Torre de la Plata.

Entre los espacios que parecen "malditos", las antiguas naves de Renfe de San Jerónimo, para el que se propone el uso de Museo del Ferrocarril y Centro de FP; viviendas temporales, o espacios de creación, según Irene Serrano, Francisco Javier Guillén y Sara Travado. López de la Cruz se quejó del abandono y degradación de la calle Vascongadas, junto a San Clemente. Los arquitectos jóvenes, como Antonio Cubero, proponen que acoja un centro de mayores con viviendas. En las antiguas cocheras de Tussam -sede de la Cabalgata- Pedro A. Tolosa propone una residencia universitaria.

En las naves de San Jerónimo se proponen viviendas temporales, museo o centro de FP

Para la fábrica de sombreros (calle Heliotropo), que se recupere como fábrica o hacer un centro para jóvenes creadores, ideas de Fabiola Muñoz y Jaime Fernández Rosa. El solar del entorno de los Jardines del Valle, que sea un colegio y talleres artesanales (Emilio Romero). La manzana de la Florida, una residencia de mayores (Cristina Sánchez López). La antigua fábrica de vidrios, viviendas, huertos y usos mixtos (Carlos Núñez) o un espacio de formación como universidad urbana (Irene Marín).

La Huerta del Rey Moro, en la calle Enladrillada, un espacio con viviendas de construcción reversible (Gabriel Velasco) o un centro de ayuda al refugiado (Bruno Pérez). Las naves de Renfe de San Jerónimo, viviendas de máxima superficie (Enrique Cortés) o mercado de abastos y talleres (Marina López Sánchez). La antigua Altadis: la sede de la Escuela de Arquitura (Raquel Cidoncha). La Fábrica de Artillería, un centro tecnológico digital (Juan M. González Morgado), o centro de arte y dinamización social (José M. Ballesteros). Y el entorno de la iglesia de San Luis, un colegio de Infantil y Primaria (Elena González Gracia). La causa de que no se pongan en uso estos espacios es que "el gobierno local no tiene claro qué modelo de ciudad quiere". Este fue el lamento del ingeniero de caminos Indalecio de la Lastra que compartieron todos y coincidieron en que los ciudadanos deben presionar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios