Un solo lugar y diferentes épocas

  • Rinat Izhak presenta un proyecto fotográfico sobre la plaza de América del parque de María Luisa

Comentarios 2

Recreación de un lugar a través de distintas épocas. Si el personaje que interpretaba Harvey Keitel en la película Smoke hacía todas las mañanas una fotografía a su propia tienda, la artista Rinat Izhak prepara un proyecto parecido y en un lugar tan emblemático de la ciudad como es el parque de María Luisa, concretamente en la plaza de América, famosa en todo el mundo por las palomas que todo el que va da de comer.

La idea de esta artista israelí es la de reunir fotografías de distintas décadas, desde la fundación del parque en 1929 para la Exposición Iberoamericana hasta nuestros días, a través de la web www.laplazadelaspalomas.es. En ella cualquier persona puede donar sus fotos para que formen parte de este interesante proyecto que no queda ahí, ya que de la recopilación saldrá una exposición que acogerá el Museo de Artes y Costumbres Populares para la primavera de 2010 y que contará con diversos montajes fotográficos, murales y obras de vídeo arte protagonizadas por medio centenar de artistas colaboradores, como Rocío Arregui, Federico Guzmán, Paco Lara, Layla Alcon, Elena Arroyo, Manuela Bascón, Aurora Perea, Pepa Rubio y Manolo Cuervo, entre otros.

"El proyecto que desarrollo trata sobre la memoria de un espacio, aún vivo para los sevillanos, un espacio común, un lugar de encuentro y ocio de familias y parejas de todas las edades, estratos sociales y culturales. Significa, además, un proyecto interactivo, ya que para su realización es necesaria la participación del público visitante de la plaza, que nos aportaría fotografías, tanto antiguas como actuales de este espacio", explica Rinat Izhak.

Y es que por esta plaza han pasado multitud de niños generación tras generación, quienes han vivido la misma experiencia, inmortalizada a través de fotos y vídeos, mientras daban de comer a las palomas. Niños que, cuando han sido padres, han llevado a sus hijos con la misma ilusión para revivir de nuevo ese momento entrañable en un sitio que no ha cambiado mucho en ocho décadas.

"Cada día paso con mi bici por el parque y veo a muchos niños emocionados dando de comer a las palomas. Observo su excitación al sentirlas sobre sus cuerpos y veo sus ojos brillantes mirando las alas blancas que les rodean. Los padres miran a sus hijos disfrutar y muchos de ellos vuelven a vivir aquel momento cuando eran niños y también disfrutaron de esta maravillosa experiencia. Esta mirada me inspiró este proyecto", recuerda la artista israelí, cuyo objetivo era también recuperar el valor del espacio público y promover la participación social a través del hecho artístico.

"Buscar fotografías antiguas permite compartir momentos de la memoria familiar y recordar una época en la que la foto tenía un valor mágico que ha perdido un poco ahora", señala Rinat Izhak sobre los recuerdos y la nostalgia que puede generar este proyecto que recupera fotografías que mostrarán diferentes épocas con sus gentes, su forma de vestir, y la historia de esta plaza.

A partir del material seleccionado en la página web, gracias a la participación de los visitantes de la plaza, se desarrollarán luego diferentes propuestas artísticas, que pasan además por la colaboración de unos cuantos artistas locales. "Las palomas han visto a todos y todos han visto a las palomas", concluye la artista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios