Los técnicos de Urbanismo analizan el estado de la muralla

  • El estudio servirá para el proyecto de restauración tras la caída de dos ramas la semana pasada

Imagen de archivo de una intervención anterior en la muralla de la Macarena. Imagen de archivo de una intervención anterior en la muralla de la Macarena.

Imagen de archivo de una intervención anterior en la muralla de la Macarena. / d. s.

Los técnicos del Ayuntamiento de Sevilla están analizando el estado de la muralla de la Macarena, después de que el jueves finalizaran los trabajos de saneamiento del arbolado de su entorno, donde la semana pasada se desprendieron dos ramas de gran tamaño. Una de ellas provocó la caída de una almena de la muralla. La rama, de considerables dimensiones, procedía de un olmo plantado en una zona concedida administrativamente al dueño del bar La Pastora.

Según informaron fuentes municipales a Europa Press, los técnicos han comenzado a inspeccionar el lienzo de muralla afectado por la caída de la rama, con el fin de redactar un proyecto de restauración y conservación. Sobre este Bien de Interés Cultural (BIC) se actuará con la máxima prudencia y respeto. Por tal motivo, se está evaluando su estado y cuáles pueden ser las posibilidades de restitución, aunque la decisión final tendrá que estar avalada por la Junta de Andalucía, a través de la Comisión Provincial de Patrimonio.

La intervención en la muralla cuenta con un presupuesto de 10.768 euros

En este punto conviene recordar que a finales de junio la Gerencia de Urbanismo adjudicó obras de urgencia en las almenas de este monumento, en concreto las que se encuentran en el lienzo comprendido entre las puertas de Córdoba y de la Macarena, con un presupuesto de 10.768 euros. El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, indicó entonces que se abordará esta intervención de estabilización para garantizar la seguridad de los elementos afectados mientras se redacta el proyecto de conservación para todo la la muralla.

Esta próxima intervención en las almenas consistirá en una estabilización provisional, en la que instalará en cada una una estructura metálica exterior que en ningún momento afecta a la integridad material de las mismas, sino que su función será evitar que se produzca algún desprendimiento hasta que se pueda acometer la restauración definitiva.

Las caídas de estas ramas -en dos días consecutivos- ha provocado una crisis en el gobierno local, sobre todo por parte del principal grupo de la oposición, el PP, que desde el inicio del verano ha venido criticando el estado de "abandono" en el que se encuentra el arbolado de la ciudad. El delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, compareció el martes ante los medios para asegurar que lo ocurrido no supone ningún capítulo "especial" y que suele ser "habitual" en verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios