Las temperaturas nocturnas superan en cuatro grados la media de enero

  • Sevilla soporta el mes de enero más caluroso de la historia con valores que llegan a alcanzar los 22 grados · El registro medio supera los 13 grados, por encima del récord anterior, que data del año 1955

Comentarios 7

A la segunda fue la vencida. Después de un mes de enero de 2007 en el que las temperaturas ya estuvieron a punto de marcar registros históricos -salvados in extremis por un temporal de frío en su última semana-, en esta ocasión será prácticamente imposible evitar que las estadísticas del Instituto Nacional de Meteorología (INM) determinen que este mes de enero es el más caluroso del que se tiene constancia, a pesar de que aún resta una semana para que termine. Los registros del INM en lo que va de mes revelan que este mes de enero, no sólo será bastante más caluroso que otros meses de enero anteriores, sino que incluso marcará valores superiores a los habituales de la primavera, como ocurre en el caso de las mínimas.

La media absoluta de los 25 días que han transcurrido del presente mes de enero se eleva hasta los 13,2 grados, lo que supone un incremento de 2,6 grados respecto a lo que Meteorología considera el "valor normal" para este mes en la ciudad de Sevilla -más concretamente en la estación de medición que tiene en el aeropuerto de San Pablo, que se utiliza como referencia para medir las condiciones meteorológicas de la capital-. Estos 13,2 grados, además, suponen un nuevo récord histórico, ya que el INM tiene actualmente establecido el mes de enero de 1955 como el más caluroso de la historia, con una temperatura media de 12,9 grados, apenas 0,3 grados menos que el registro medio de hace más de 50 años.

Aunque todavía quedan cinco días para que finalice el mes, el anticiclón que se ha situado sobre la Península Ibérica y que no parece tener intención de abandonarla hace prever que los registros no variarán en exceso ya que las predicciones apuntan a que por el momento se mantendrán las imágenes de sevillanos y turistas tomando el sol junto al río y con ropa primaveral.

Este anticiclón ha disparado las temperaturas máximas y, especialmente, las mínimas. La media de las temperaturas más altas ha alcanzado en lo que va de mes un registro de 17,6 grados, que supera el valor normal establecido por el INM en 1,7 grados y que también se acerca peligrosamente al récord absoluto. En el mes de enero de 1983 se registró un valor medio para las temperaturas máximas de 17,8 grados, tan sólo 0,2 grados más alto que la cifra de este mes, por lo que no se puede descartar que también se logre superar el récord si el termómetro sigue en valores similares en los próximos días, como parece que va a ocurrir.

El caso de las temperaturas mínimas resulta aún más llamativo y se convierte en un argumento más para los defensores de la idea de que el cambio climático ya es una realidad y no hay que esperar 50 años para ver sus efectos. La media de las temperaturas más bajas se situó en estos 24 días que han pasado del mes en 8,8 grados, casi cuatro grados (3,6) por encima de la media histórica que marca el Instituto Nacional de Meteorología. En este caso, el INM no cuenta con estadísticas para hablar de las mínimas más altas (lo habitual es hablar de las mínimas más bajas) pero es probable que este registro de 8,8 grados sea también uno de los más altos -si no el más alto- de los que se tienen constancia en el INM.

Ante la falta de estas estadísticas que certifiquen la singularidad de la marca, un ejemplo gráfico resulta más revelador. Esta media de 8,8 grados es superior a la media de las temperaturas mínimas que Meteorología tiene registrada para el mes de marzo, ya en plena primavera. En este mes, las temperaturas nocturnas están en torno a los 8,2 grados, 0,6 grados por debajo del registro que han marcado los termómetros en este enero.

Con unas medias especialmente altas, los valores absolutos también se han situado en niveles muy superiores a lo normal. El día más caluroso en lo que ha transcurrido de enero se dio el pasado 22, cuando se alcanzaron los 22 grados. La noche más cálida, por su parte, está marcada el pasado 7 de enero, cuando el mercurio no bajó de los 14 grados, el mismo valor que consta en los archivos meteorólogicos para el día 1 de junio de 2007.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios