Los termómetros suben de nuevo hasta los 37 grados

  • Las altas temperaturas se mantendrán hasta el domingo, cuando bajarán cinco grados de forma excepcional.

Tras unos días de tregua, con temperaturas máximas entre los 25 y los 26 grados centígrados, los termómetros vuelven a subir de nuevo hasta alcanzar máximas de 37 grados, al igual que ocurrió la segunda semana de este mes.

En los últimos años, el mes de junio se ha caracterizado por un incremento acentuado de las temperaturas. Fue el caso del pasado año, cuando, incluso, el 112 activó la alerta naranja y se alcanzaron los 42,7 grados, uno de los días más calurosos de todo 2015.

Este año, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no prevé unos registros tan altos como los del pasado año para los próximos días. Esta semana los termómetros se mantendrán en torno a los 36 y 37 grados hasta el sábado. El domingo, la Aemet pronostica un leve descenso de las temperaturas, con máximas de 32 grados. Este descenso será sólo por ese día, ya que el lunes, la última semana del mes, aumentarán de nuevo las máximas hasta cinco grados, según los datos de Aemet. En concreto, se esperan temperaturas mínimas en descenso en la Sierra Norte y en ascenso en el resto; máximas en descenso en Sierra Sur y sin cambios en el resto. Las noches en la capital, por otro lado, girarán en torno a los 20 grados.

La agencia no considera significativos estos registros en una ciudad como Sevilla. Sin embargo, en nueve provincias del interior sí tendrán avisos por riesgo (amarillo). Desde la Aemet señalan que lo más significativo esta semana serán las altas temperaturas en los valles del Ebro, Tajo y Guadiana, y el viento fuerte de levante en el Estrecho y con intervalos de fuerte en el litoral oriental andaluz.

Tras un mes de mayo "frío" en Sevilla y con una temperatura media mensual de 20 grados, según el avance climatológico mensual de la Aemet, el verano ha entrado con fuerza. El pasado 8 de junio se registró la temperatura más alta de 2016, 38,2 grados centígrados, aunque éste no está resultando uno de los meses de junio más calurosos.

El pasado año, se obtuvieron registros casi cuatro grados por encima a los actuales, además de sufrir una ola de calor. Además, julio fue uno de los más calurosos de los últimos 56 años, aunque no se superó la marca histórica de 46,6 grados de 1995.

Desde la Aemet creen "probable" que durante los meses de junio, julio y agosto "la temperatura alcance valores superiores a los normales en la mitad este peninsular y Baleares", aunque en el "resto de España no se esperan diferencias significativas con respecto a la climatología".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios