Sevilla

Un autobús de tránsito rápido unirá Sevilla Este y Nervión en 19 minutos

  • El Ayuntamiento proyecta la nueva línea BTR que tendrá un coste aproximado de 18 millones, un recorrido de 7,2 kilómetros y entre 10 y 12 paradas. Tendrá conexión con el Metro y el tranvía.

El alcalde Juan Espadas, en el centro, durante la presentación del proyecto El alcalde Juan Espadas, en el centro, durante la presentación del proyecto

El alcalde Juan Espadas, en el centro, durante la presentación del proyecto

Comentarios 10

Un medio de transporte innovador y de futuro. El Ayuntamiento pondrá en marcha una línea de Bus de Tránsito Rápido (BTR) que unirá Sevilla Este con Nervión en apenas 19 minutos y con la Gran Plaza en sólo 17. Se trata de un autobús con unas características especiales, por lo que tendrán que ser adquiridos expresamente, y que funcionan de manera muy parecida a la del Metrocentro: con una plataforma única y con prioridad en los semáforos para reducir la incidencia del tráfico. El alcalde, Juan Espadas, y el portavoz municipal de Ciudadanos, Javier Millán, ofrecieron ayer los primeros detalles del presumible trazado y características de la línea BTR, cuyo impulso forma parte del acuerdo presupuestario suscrito entre el gobierno municipal y Ciudadanos, y que podría empezar a materializarse el próximo año.

La inversión de este ambicioso proyecto se calcula en 18 millones: 10 para realizar las obras necesarias y ocho para la compra de los vehículos. Todos los detalles sobre el trazado final y la inversión necesarias se extraerán de la asesoría técnica que se ha contratado por un importe de 10.000 euros. Los objetivos de este estudio son complementar el trabajo para la elaboración de los pliegos para la licitación del proyecto constructivo, incorporar los datos de explotación y resultados de la recientemente estrenada línea Este, y realizar un estudio de viabilidad económica de la nueva línea.

El alcalde, tras la reunión mantenida este miércoles para analizar cómo avanza el proyecto, no quiso poner plazos para su puesta en funcionamiento, aunque los presupuestos municipales de 2017 contemplan una partida específica. El futuro BTR sustituiría a la línea rápida puesta en marcha por Tussam en septiembre y que conecta Sevilla Este con el Prado de San Sebastián en sólo 32 o 34 minutos, al contar únicamente con nueve paradas.

FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

El proyecto, en el que la Delegación de Movilidad del Ayuntamiento lleva trabajando un tiempo, ha sido diseñado con el objetivo de favorecer la intermodalidad entre los diferentes medios de transportes operativos en la ciudad. La primera línea BTR de Sevilla conectará con el Metro, en la Gran Plaza y Nervión; con el Metrocentro, en Nervión cuando se produzca la ampliación hasta Santa Justa; con el Cercanías de Renfe, en el Palacio de Congresos, y con las principales líneas de Tussam, la 2, que es la más utilizada, y las circulares C1 y C2.

El trazado que se contempla, aunque podría sufrir alguna variación tras los resultados del estudio técnico, tendrá una longitud de 7,2 kilómetros y discurrirá por la Avenida de las Ciencias, Luis Uruñuela, Avenida de Montesierra, Avenida Clemente Hidalgo, Marqués de Pickman y Eduardo Dato. Las características propias de este medio de transporte, que ya funciona en algunas ciudades con gran éxito, es la reducción considerable de los tiempos de subida y bajada de viajeros, al contar con varias puertas y disponer del mismo sistema de cancelación de los títulos de viaje que el Metrocentro; la mejora de la fiabilidad del sistema y de la velocidad entre paradas; la eliminación de los condicionantes provocados por el tráfico, al tener preferencia en las intersecciones y semáforos; y la mejora de la capacidad, especialmente en las horas puntas, cuando en ocasiones los autobuses alcanzan su capacidad máxima antes del final del recorrido, imposibilitando la subida de más viajeros a partir de determinadas paradas.

La velocidad comercial estimada es de 25 kilómetros a la hora, casi el doble que las líneas de Tussam, y la frecuencia de paso se fija en seis minutos. El número de paradas se sitúa entre 10 y 12, con una distancia aproximada entre ellas de 650 metros.

"Es un proyecto ambicioso en el que estamos avanzando y con el que pretendemos dar un nuevo paso en la movilidad y el uso del transporte público en la ciudad tras el parón que se produjo en el anterior mandato", explicó el alcalde. Por su parte, Javier Millán, se congratuló por la puesta en marcha de un proyecto que mejorará la calidad de vida de los vecinos de Sevilla Este: "Esto es la política útil que se traduce en hechos. Será una realidad porque hay una oposición que se ha empeñado en ello y un gobierno que ha sido receptivo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios