El paro da otra tregua pero el Gobierno avisa de que el otoño no será tan positivo

  • El desempleo encadena su tercer mes a la baja gracias al turismo y a las obras municipales · La cifra cae en 20.794 personas en el mejor julio desde 2004 · Andalucía registra el mayor recorte en cinco años

3,5

Tercer respiro mensual consecutivo. Julio cerró con buenas noticias para el empleo. Las contrataciones veraniegas y las derivadas del Fondo de Inversión Local empujaron el dato del paro en España a la baja, concretamente, un 0,58%, o lo que es lo mismo, 20.794 personas. La cifra de desempleados, no obstante, siguió siendo elevada, 3,54 millones, con más de un millón de nuevos inscritos desde julio del año pasado. En Andalucía, la tónica se repitió. El paro descendió, aunque menos -un 0,31%, es decir, 2.426 individuos-, hasta los 785.686.

¿Pero estamos ante una tendencia firme o ante un espejismo estival? Tanto Gobierno como agentes sociales y partidos políticos coinciden en augurar un corto recorrido a esta evolución positiva. El hachazo no se hará esperar, llegará en otoño. Pero, eso sí, aunque sea escaso consuelo, el repunte, dicen, no será tan agudo como el de meses atrás.

Los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo apuntan a que, el mes pasado, el número de parados registrados en los servicios públicos de empleo bajó en 20.794 personas, con lo que registró su tercer descenso mensual tras 14 subidas y marcó su mejor julio desde 2004. El Plan de Inversión Local en el sector de la construcción, que ya da trabajo a 407.390 empleados, un 46% más de lo previsto, y la temporada turística, que impulsa las actividades relacionadas con el sector servicios, están detrás de la cifra.

Para el Ejecutivo, la destrucción de empleo "tan potente" que se registró a comienzos de año ha empezado a "amortiguarse" gracias a las medidas adoptadas por el Gobierno, aunque, según reconoció ayer el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, aún no se puede hablar de un cambio de tendencia o de que la crisis se haya superado. De hecho, aunque se manifestó "optimista", advirtió que el otoño no será "tan positivo" como estos últimos tres meses. En cualquier caso, descartó que se vaya a llegar a los cinco millones de parados.

Frente al avance del pasado mes -pese a ser positivo se queda en menos de la mitad de las 55.000 personas que salieron del paro en junio-, hace un año el desempleo subió en julio en 36.492 desocupados. No obstante, en el último año, casi 1,2 millones de personas han pasado a engrosar las listas del INEM, lo que representa un crecimiento interanual del 46%.

Junto a la mejora de julio, el número medio de afiliados a la Seguridad Social también aumentó, concretamente en 45.568, tras bajar en junio en 5.501, aunque sólo entre los hombres. Así, el sistema cerró julio con 18,1 millones de inscritos, un 0,25% más que en junio pero todavía un 6,39% por debajo de hace un año, lo que equivale a 1,2 millones de afiliados menos.

Sobre la contratación, se registraron 1,4 millones de contratos, un 13,7% menos que en 2008. Los fijos sólo representaron el 7,9% del total, ya que la mayoría de los contratos de verano son temporales. Por sectores, se registraron descensos del paro en los servicios, con 13.885 personas menos, la construcción, que se deshizo de 7.292 en un mes que tradicionalmente era malo para las obras, y la industria, con 6.911 parados menos. Por el contrario, subió en el colectivo sin empleo anterior, con 6.644 parados más, y en la agricultura, que sumó la llegada de 650 inscritos.

En cuanto a la distribución por comunidades, el paro aumentó sólo en cuatro regiones, encabezadas por Cataluña, con 7.664 desempleados más, y bajó en las 13 restantes, principalmente, en el arco norte de la Península con Galicia al frente (-7.381), seguida de Castilla y León (-5.023) y Asturias (-3.331). En Andalucía, la cifra bajó un 0,31% en julio, mes en el que el número de inscritos en estas listas negras se redujo en 2.426 personas, el mejor dato del último lustro. El volumen final quedó en 785.686, el 33,31% más que hace 12 meses. El mejor comportamiento lo registraron servicios, construcción e industria, mientras que la agricultura y el colectivo sin empleo añadieron a los nuevos afectados. Por provincias, cinco tuvieron signo positivo, mientras que Almería, Jaén y Sevilla -ver texto adjunto- protagonizaron la parte más devastadora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios