El tren del Puerto de Sevilla se adapta a la UE

  • La terminal ferroviaria de contenedores se ha adaptado al nuevo estándar europeo que admite trenes más largos (de hasta 750 metros) A mayor carga, el transporte se abarata

Comentarios 1

La terminal ferroviaria del muelle de contenedores del Puerto de Sevilla -más conocido como Muelle del Centenario al estar justo debajo de este enorme paso elevado- es desde principios de año más operativa, eficaz y competitiva gracias a una inversión de 2,8 millones de euros cofinanciados al 80% con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Básicamente la reforma permite cargar mayor cantidad de contenedores en los trenes portuarios al haberse ampliado la longitud de las vías de la terminal, con lo que admiten convoys más largos. En segundo lugar, se ha construido una tercera vía que posibilita que dos trenes a la vez puedan cargar. En definitiva, se ha abaratado el coste del transporte y eso atraerá más clientela.

Ángel Pulido, director de la Autoridad Portuaria, explica en declaraciones a este periódico que la ampliación de la terminal ferroviaria de contenedores del Puerto permite operar con trenes más largos, de hasta 750 metros, lo que supone la adaptación al nuevo estándar europeo. En la actualidad asciende a 600 metros la longitud que ahora tienen los trenes de la red ferroviaria de mercancías exterior (Madrid-Sevilla). Antes de la obra, en la terminal de contenedores del Puerto de Sevilla sólo cabían trenes de 450 metros, con lo que las infraestructuras ferroviarias estaban al máximo de su capacidad y era necesario ampliarlas. Ahora, al admitir más carga el tren, sale más barato el transporte de mercancías.

En segundo lugar, Pulido destaca que la ampliación a una tercera vía (antes sólo había dos) permite trabajar con más trenes a la vez y, sobre todo, dar más operatividad a la terminal. En cuestión de carga de contenedores, los trenes más largos admiten de 6 a 8 contenedores más, aunque el Puerto carece por ahora de datos de lo que supone de ahorro económico traducido a euros al mes.

Esa tercera vía tiene otra clara ventaja: favorece todos los movimientos de trenes y facilita la salida de las locomotoras del Puerto sevillano al tener que hacer menos operaciones. De hecho, ha eliminado dos maniobras que antes se hacían, lo que reduce la duración de las operaciones intermedias.

La dirección del Puerto de Sevilla espera que esta reforma aumente la actividad ferroviaria, al operar más trenes a la vez con cabida para más actividad. Pulido insiste en que lo destacable es que con la obra pueden acoger trenes más largos y permite una mejor gestión de la terminal, más operativa. La obra se ha realizado en el llamado Muelle del Centenario, entre el patio de contenedores y la Zona de Actividades Logísticas (ZAL).

La reforma del tren en la terminal de contenedores se suma al nuevo contrato de explotación que el Puerto ha licitado para otorgar este verano una concesión durante 30 años.

Como novedad, la concesión de la terminal de contenedores va a reunir en un solo contrato de gestión todas las instalaciones vinculadas al movimiento de mercancía contenerizada. Comprende una superficie total de 180.420 m2 que incluye la terminal ferroviaria del Muelle del Centenario, 350 metros de línea de atraque en este muelle y la rampa ro-ro (que facilitan la carga y descarga en los barcos). La futura empresa adjudicataria podrá optimizar la gestión de toda la terminal y aprovechar las sinergias entre las distintas infraestructuras y medios de transporte que la componen, lo que repercutirá de forma positiva en el crecimiento de los tráficos.

El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado 1 de marzo el anuncio donde figura que licitación se resolverá entre los días 12, 22 y 18 de abril con la apertura de las ofertas presentadas. Las empresas que concurran deben entregar una garantía provisional de 200.000 euros.

En la actualidad, la UTE Batán es titular de la concesión del patio de contenedores del Muelle del Centenario, que estará vigente hasta el mes de julio de este año. La Dársena del Batán es una de las zonas con mayor actividad del Puerto de Sevilla que concentra en el Muelle Norte el tráfico de mercancías como cereales, abonos, fertilizantes, chatarra y, sobre todo, arroz, y en el Muelle del Centenario la totalidad del tráfico de contenedores.

Los datos del pasado enero han sido muy buenos, pero aún es pronto para ligarlo a la reforma de la terminal. Pulido recalca que "los buenos resultados del tráfico ferroviario de enero no son consecuencia directa de la puesta en marcha de esta obra, ya que consideramos que los beneficios se irán viendo de forma progresiva".

En enero de 2016 el tráfico ferroviario en el Puerto creció un 45,45% en número de trenes, un 54,22% en toneladas de mercancías y un 14,10% en contenedores (TEUS), respecto al mismo mes de 2015. En trenes se movieron 112, en mercancías 47.227 toneladas métricas (Tm) y en contenedores 5.057.

En 2015, Sevilla afianzó su posición de liderazgo con las Islas Canarias y se mantuvieron estables las cifras alcanzadas en el anterior ejercicio, con 161.671 contenedores (TEUS) y 1.250.313 toneladas movidas en contenedor. El tráfico rodado creció un 18%, superando las 18.500 unidades de transporte.

Por otro lado, el consejo de administración del Puerto ha otorgado una concesión para quiosco-bar en el Muelle Delicias a la UTE Adriano 10, Junk Media y Junk Hospitality y otra concesión para restaurante-bar (en lo que era Puerto Delicia) al empresario Carlos Izquierdo Núñez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios