El túnel de Bueno Monreal entra en la fase de obra de las pantallas

  • El Consistorio admite dificultades para el desvío de servicios, pero alega que los trabajos "van en plazo" · Esta semana comenzó la retirada del asfalto de la calzada

Comentarios 9

Ni ralentización, ni mucho menos ralentización de obras. Eso, al menos, es lo que aduce el responsable político de las obras del paso soterrado en Cardenal Bueno Monreal, el socialista Francisco Fernández, quien sostiene que cada obra "tiene unos ritmos" y que la citada "se encuentra dentro de los plazos" estimados inicialmente en el cronograma de trabajo de las empresas adjudicatarias que conforman la UTE Bruesa-Tecysu, que en días emprenderá la construcción de los muros guías que sustentarán las pantallas del túnel.

El delegado municipal de Movilidad explica que la construcción del túnel que salvará la Palmera por abajo se halla actualmente en fase de catas para el desvío de los servicios afectados, preliminares que se han extendido más de la cuenta debido a que las empresas y el Ayuntamiento contaban con planos de aproximación para la localización del cableado y redes que había que reconducir, pero que se han tenido que abrir catas de hasta dos metros de anchura debido a la dificultad para identificar los servicios. Hasta la fecha, según la información recabada por Fernández de la dirección de la obra, ya está prácticamente concluida la desviación del tendido eléctrico de Sevillana-Endesa, y ahora se está haciendo lo propio con las conducciones de gas y de agua, incompatibles con la anterior.

La reconducción del gas se simultaneará con el inicio de la obra civil que ejecutará los muretes guías que sustentarán las pantallas laterales del túnel, unas obras que se dilatarán más en el tiempo debido al compromiso municipal de no cortar en ningún caso la circulación de la Avenida de la Palmera ni de Manuel Siurot, que sí verán reducidos los carriles activos conforme avancen las obras.

Francisco Fernández achaca la percepción ciudadana de que la obra está atrasada a la permanencia durante semanas de los cascotes de alquitrán sobre el terreno una vez que terminó la demolición de la calzada. El concejal niega que haya habido problemas financieros para contratar a una subcontrata que recogiera y trasladase el material, demora que sí atribuye a los efectos del temporal. "La lluvia ha sido un problema añadido en el arranque de la obra porque no se ha podido trabajar ni retirar el asfalto. Además, las empresas comentan que para la posterior reutilización del alquitrán era necesario dejarlo secar a la intemperie antes de trasladarlo", detalló el capitular.

Esta misma semana ha comenzado la recogida y traslado del alquitrán, lo que se solapará con la preparación del terreno en las rampas de acceso al túnel en Bueno Monreal.

"La obra va en plazo en las previsiones de entrega y de finalización, fijada para octubre de este año", recalcó Fernández, quien admitió que sí ha habido algunos problemas en el seno de las empresas adjudicatarias, pero no por esta obra, sino por la gestión de otros proyectos. En el caso de Bruesa, la firma ha paralizado un proyecto en el Campo de Gibraltar por la deuda contraída por la administración del peñón, lo que derivó en una protesta de una treintena de trabajadores de la constructora tanto en Madrid como en Sevilla, donde paralizaron la obra del túnel de La Palmera durante una sola jornada. "Fue un paro puntual, pero me he querido reunir con la dirección de Bruesa a nivel nacional, lo que haré esta misma semana, para evitar más interrupciones en nuestra obra". La segunda firma, Tecysu, mantiene paralizada una obra de Egmasa por problemas técnicos y de financiación, pero continúa sin problemas con el resto de su cartera de trabajos.

Las críticas vertidas por el ritmo de las obras de Bueno Monreal tienen para Fernández una explicación: "Hay gente interesada en que no salga adelante este proyecto, y disfruta haciendo de él un argumento de crítica y descalificación de la gestión del gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios