Las ventas caen este semestre un 15%, sobre todo en textil, muebles y calzado

  • Aprocom augura cierre de comercios por la reducción del 25% de ingresos prevista para final de año · La Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía reclama medidas urgentes para amortiguar la crisis

Comentarios 4

El sector del pequeño y mediano comercio de Sevilla y provincia se prepara para afrontar los primeros envites de la crisis económica que, ya en el primer semestre de este año, se traduce en una caída del consumo cercana al 15%, según los datos aportados ayer por el presidente de la Confederación Empresarial del Comercio de Andalucía (CECA) y representantes de Aprocom. De hecho, el secretario general de la patronal comercial sevillana, Carlos Alarcón, precisó que las previsiones internas que maneja el colectivo en función de la caída de ventas acusada durante los cinco primeros meses del año son cerrar el ejercicio con un recorte de los ingresos de hasta un 25%, un serio revés que incluso supondrá el cierre de comercios y la reducción de licencias.

Así opinó ayer Manuel García-Izquierdo, presidente de la CECA, en el acto de presentación del Simposium Internacional Comercio-Ciudad que se celebrará en Sevilla los días 9 y 10 de junio en colaboración con la Delegación de Economía del Ayuntamiento que dirige Jon Ander Sánchez (IU). Este encuentro reunirá a más de 600 delegados, entre ellos representantes de diez países europeos, para establecer una estrategia común para afrontar la crisis.

García-Izquierdo dibujó un panorama pesimista y desalentador que le hizo trasladar su "preocupación" por los efectos de la crisis en el consumo ciudadano, un hábito que, según estiman, se reducirá de modo especial en los sectores de calzado, textil, muebles y electrodomésticos, que serán los que "acusarán de modo inmediato el descenso de sus ventas". La CECA ha solicitado una reunión con la Junta de Andalucía para arbitrar "medidas urgentes" que inciten al consumo y fortalezcan la estructura financiera de los comercios, entre ellas planes de modernización y de formación y una línea de créditos a bajo interés para sostener el pago de los gastos. Aunque las perspectivas de negocio mejoran de cara al segundo semestre de 2009, los comerciantes dicen ahora estar a la espera de ver cómo funciona la campaña de las rebajas de verano, puesto que el balance económico de ésta decidirá el agravamiento del escenario para final del ejercicio.

Tanto el presidente de la CECA como el secretario de Aprocom destacaron la afección de estos datos en el resto de la economía andaluza y sevillana, donde el pequeño y mediano comercio emplea de modo directo a más de 300.000 personas en Andalucía (alrededor de 45.000 en Sevilla y provincia), cuenta con 120.000 establecimientos abiertos (unos 30.000 en Sevilla), aporta el 19% del Valor Añadido Bruto y el 17% del empleo.

Por su parte, el delegado municipal de Economía y Empleo de Sevilla, Jon Ander Sánchez, trazó ayer el retrato robot del consumidor sevillano según un estudio realizado en el marco del proyecto Frontera Comercial Abierta. La tarea de las compras recae sobre una mujer de edad comprendida entre 25 y 34 años, con estudios universitarios, activa en el mercado laboral y trabajando en el sector servicios. Según Sánchez , el consumidor sevillano prefiere el pequeño comercio frente a las grandes superficies pese a que Sevilla lidera el ranking europeo en número de metros cuadrados de grandes almacenes y centros comerciales. Sucede así de forma mayoritaria en la compra de productos alimentarios, mientras que en artículos textiles y muebles el pequeño comercio pierde terreno en favor de las grandes superficies.

Las variables de proximidad al domicilio, calidad y precio, por este orden, son los motivos más valorados por los consumidores sevillanos a la hora de elegir el establecimiento de compra.

Respecto al comportamiento de compra, los sevillanos suelen realizar sus desplazamientos para realizar las compras de mayor volumen en automóvil privado, aunque en menor proporción que en Málaga, prefiriendo en todo caso la zona en que reside.

En horarios, los consumidores de Sevilla prefieren la tarde y dedican una media de entre 1 y 3 horas semanales para ello. Hay una clara preferencia por la compra de productos de alimentación con una frecuencia diaria, y para el resto de productos, un acto de compra al mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios