calle rioja

Un viaje con muchas lecturas

  • Novedad. Francisco Núñez Roldán y Juan Eslava Galán, novelistas, ex catedráticos de inglés, amigos de los castillos y los balnearios, escriben un libro de viajes por Andalucía

Francisco Núñez Roldán, izquierda, con Luis Folgado, de la editorial Caudal, ayer en la Casa del Libro. Francisco Núñez Roldán, izquierda, con Luis Folgado, de la editorial Caudal, ayer en la Casa del Libro.

Francisco Núñez Roldán, izquierda, con Luis Folgado, de la editorial Caudal, ayer en la Casa del Libro. / josé ángel garcía

Comentarios 1

Para escribir un solo verso hay que haber visto muchas ciudades". La frase es de Rilke y la recordó Juan Manuel Sánchez Valderrama en la presentación del libro Andalucía, una obra de viajes muy personal que han escrito al alimón, pero repartiéndose el botín, Juan Eslava Galán y Francisco Núñez Roldán. Es el segundo libro de un nuevo sello editorial, Caudal, y se publica con el subtítulo Notas de andar y ver, que le deben a Ortega y Gasset.

Rilke se hospedó en el hotel Victoria de Ronda, uno de los muchos escenarios que aparecen en este libro bellamente editado con fotografías de los propios autores. El mismo hotel donde Dionisio Ridruejo escribió su libro Cuaderno de Rusia con las vivencias de su paso por la División Azul. Juan Eslava Galán (Arjona, 1948) ha estado metafóricamente en Rusia y ayer vino a Sevilla con su nueva obra, La revolución rusa contada para escépticos. Una indisposición le impidió acompañar a su socio de viajes, Francisco Núñez Roldán (Madrid, 1949), en la presentación del libro.

Eslava Galán cede a su socio el viaje a Arjona, donde está el trono de 'Lawrence de Arabia'

El acto contó con la presencia de Luis Folgado, de la editorial Caudal, cuya puesta de largo literaria ha sido Britannia, la isla de los poderosos, una novela sobre el muro de Adriano de la que es autor Sánchez Valderrama, que compartió con quien firma esta crónica el placentero compromiso de cantar las virtudes de un libro ameno y muy bien escrito. Un libro de viajes que remite, en palabras de Núñez Roldán, "a una Andalucía de silencios, sosegada, alejada de las multitudes".

Núñez Roldán firma la introducción del libro y el recorrido por las provincias de Jaén, Granada y Almería. Tres cuartas partes de lo que en la geografía convencional se conocía como Andalucía Oriental. Las cinco restantes son el cometido viajero de Juan Eslava Galán, que le cede a su amigo su provincia de cuna, Jaén, incluida su patria chica, Arjona, de la que Núñez Roldán menciona el trono que sirvió para la película Lawrence de Arabia. "Es un libro recomendable para quienes no conocen Andalucía, imprescindible para quienes la conocen", dice Sánchez Valderrama. "Con Amundsen acaban los viajeros y nacen los turistas".

El libro es una guía de viajes, no una guía turística. Para perderse ganando como hacen los propios autores, que han hecho estos viajes juntos o por separado y han enriquecido experiencias. Muchos de los viajes pasan por Granada como cruce de caminos. "Hay tanto escrito sobre Granada", dice Núñez Roldán, "incluidas las historias verdaderas o inventadas de los Cuentos de la Alhambra, que hemos preferido buscar lugares menos conocidos". Uno de ellos debe anotarlo el lector, el castillo de la Calahorra, que sólo puede visitarse los miércoles de la misma forma que el jueves es el único día para ver en el museo-picadero de Jerez el espectáculo de doma ecuestre.

El libro empieza en Sevilla y termina en Jabugo, alfa y omega que parecen una biografía apócrifa de Ruiz de Lopera. Sevilla es la ciudad "donde el demonio se encuentra más a gusto". Eslava Galán cita a santa Teresa de Jesús para referirse a Sevilla. Refuta el supuesto tópico de que Sevilla sea una ciudad femenina. En todo caso la ve como "una ciudad hermafrodita". "Sevilla está enamorada de Sevilla". No es mal epílogo de pregonero.

En las antípodas del demonio teresiano, cuando Núñez Roldán coge el camino de las Alpujarras, la magia de Capileira, Pampaneira y Bubión. En el universo de Gerald Brenan en Yegen cita a un amigo del autor de Al Sur de Granada, Robert Graves, que para referirse a Mallorca decía algo válido para esa comarca que comparten Granada y Almería: "Si puedes aguantarlo, es el paraíso".

Jamones de Trevélez y de Jabugo. "¡Y pensar que hay ilusos que alardean de cultos y ecuménicos por haber visitado Tailandia y el Machu Pichu y nunca han hollado estas suculentas tierras!", escribe Eslava Galán al acabar su cuaderno de viaje a Jabugo. Resuelve el brexit con el capítulo Gibraltar Andaluz.

Los dos son catedráticos de Inglés, han escrito novelas -Eslava Galán ganó el Planeta con En busca del Unicornio, con Fernando Fernán-Gómez de finalista- y les une la pasión por los castillos, los balnearios, los vestigios iberos y el romancero morisco.

Andalucía es un compendio de contrastes: conviven las estaciones de nieve con cultivos tropicales; cuando no nieva, como pasó en puertas de un campeonato del mundo, el alcalde comunista de Monachil saca a la patrona de rogativas. En el libro hay una fuente agria granadina y otra cordobesa. Dos musas andaluzas, las Damas de Baza y de Galera, desterradas en el Museo Arqueológico de Madrid, y hasta un patio de mármol de un castillo, el de Vélez-Blanco, que se vendió entero a un museo de Nueva York.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios