El padre de la víctima considera la decisión del juzgado una "falta de respeto"

  • La familia considera que el perdón del acusado "debería haber sido hace diez meses y no ahora".

Comentarios 2

Enrique Real, padre de Rosa María, la joven fallecida el pasado 30 de octubre de 2011 en el accidente de Tablada junto a su novio Ángel Antonio Marrero, ha declarado que "el perdón tendría que haberlo pedido hace diez meses, y no ahora", en alusión a las declaraciones del joven imputado, un día después de salir de prisión, en las que lamentaba enormemente lo ocurrido.

"No se trata de pedir venganza, sino justicia. Lo único que pediría es que mi hija volviera a casa", ha añadido el padre de la fallecida. "Lo que queremos es que se aplique la ley", ha recalcado.

La decisión del Juzgado de lo Penal número 8 de poner en libertad provisional al acusado es una decisión que las familias de las víctimas ven como El padre de una víctima de Tablada dice que el acusado "tendría que haber pedido perdón hace diez meses" a la memoria de Rosa y Ángel Antonio".

Por otro lado, el padre de la joven fallecida ha mostrado su asombro ante la decisión tomada por la juez encargada de enjuiciar el caso de poner en libertad al imputado, ya que la Audiencia Provincial dictó un auto en el que se señalaba que el acusado debía permanecer en prisión provisional hasta el momento del juicio por riesgo de fuga.

"La jueza ha ignorado ese auto y se ha basado en un informe del Ayuntamiento de Coria en el que se pone de manifiesto que el joven era un niño ejemplar, que participaba en labores humanitarias, ¿y quién no ha hecho alguna vez un acto solidario hoy en día?", se ha preguntado el padre de la víctima.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios