Una vida esculpida en el Virgen del Rocío

  • Auxiliar de enfermería y administrativa del Virgen del Rocío La Escuela de Artes y Oficios de Sevilla ya le ha visto cursar modelado y vaciado artístico, artes aplicadas a la piedra, a la escultura y dorado y policromía aplicada a la escultura. Una faceta, la artística, que ahora puede verse en sus obras expuestas en su centro de trabajo, el Hospital Virgen del Rocío

Comentarios 1

A pesar de ser pintora y escultora, su bata de trabajo luce impoluta. 39 años lleva esta auxiliar de enfermería y auxiliar administrativa, hoy encargada del departamento de Atención Ciudadana del Hospital Materno-Infantil Virgen del Rocío, labrándose un futuro y "una vida, puesto que conocí a mi marido aquí, en el centro sanitario". María Felisa Acosta no sólo es conocida por su profesionalidad, ya que "siempre me gustó la pintura, el retrato; mis compañeros me daban las fotografías de sus hijos y yo se los pintaba en carboncillo", narra emocionada un episodio que sólo sería el principio de una carrera artística de más de 12 años, cuando se matriculó por primera vez en la Escuela de Artes y Oficios. De su valía para desarrollar esta faceta creativa nadie tiene dudas; basta con visitar el patio del Hospital General, hasta el próximo jueves 11 de 9:00 a 19:00, y ver la colección de 23 esculturas (en piedra, mármol negro, arenisca, talla en madera, forja...) que allí se muestran. Su día a día, "con todas las experiencias que vivo", está reflejado aquí, explica sobre sus creaciones basadas, entre otros temas, en la maternidad, la muerte o la amistad - como expresa en la escultura dedicada al músico Juan Rodríguez Romero-. "Sentimientos representados mediante el volumen" que ya ha expuesto en otras muestras, colectivas e individuales, en centros cívicos y hospitales como el de Valme, donde, en breve, sus obras serán acogidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios