El viento provoca hasta 50 incidencias por caídas de ramas, tejas y cornisas

  • Los Bomberos tuvieron que intervenir para sanear la cúpula del edificio La Adriática, de donde cayeron varios azulejos

Las lluvias y los fuertes vientos que se registraron en Sevilla desde la tarde del jueves y que hicieron que de nuevo se declarase una alerta amarilla -como en la Feria de Abril- causaron desprendimientos de ramas, cornisas y cristales en la ciudad y su entorno. Hasta 50 incidencias, según el 112, que no provocaron heridos ni daños de importancia.

Entre las ocho de la noche del jueves y las ocho de la mañana de ayer cayeron nueve litros por metro cuadrado en la capital. A lo largo del día, las precipitaciones dejaron otros dos en los medidores del Aeropuerto de San Pablo. El pico de viento se registró a las seis de la tarde del día anterior, con 68 kilómetros por hora, por encima de la previsión, según un portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología. La alerta por rachas de más de 50 kilómetros por hora no se levantó hasta ayer a las cuatro de la tarde.

Durante la noche y la madrugada del jueves al viernes, los Bomberos tuvieron que realizar hasta seis salidas por desprendimiento de ramas y árboles en las calles Niño de la Palma, Plaza de los Refinadores, Avenida de la Cruz del Campo, Avenida de Kansas City, Recaredo, Fernando Solís y, varias veces, en la calle Arroyo. Los mayores problemas se produjeron entre las cinco y las seis.

En pleno centro, se vio afectado el edificio de La Adriática, construido en los años 20 y uno de los exponentes de la arquitectura regionalista, en el que se desprendieron varios azulejos de la cúpula, por lo que los Bomberos tuvieron que sanearlo para evitar accidentes. También se desprendieron sendos muros en las calles Matahacas y Atienza.

A lo largo de la mañana, las incidencias de este tipo o relacionadas con caídas de tejas, chapas, cristales, toldos o antenas se repitieron en la calle Navarra, de San Jerónimo, donde una rama cayó sobre un coche, y en las avenidas del Cid y 28 de febrero, así como en la Palmera, la plaza de la Gavidia y en la avenida Doctor Fedriani, entre otras.

Las precipitaciones de ayer coincidieron con los desplazamientos del mediodía y propiciaron importantes retenciones de tráfico, sobre todo en la SE-30. En concreto, entre las dos y las tres de la tarde se registraron hasta diez kilómetros sentido Huelva y otros nueve en sentido Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios