Un voto de confianza al empresario

  • Un centenar de afectados se concentran en la Plaza de España para abordar la situación y esperan a la reunión convocada por la empresa para el 3 de marzo

Nerviosismo y preocupación por sus ahorros, pero sin desconfiar de Contsa. Este es el ánimo que transmitían ayer un centenar de afectados por el proceso concursal de Contsa, que se reunieron por la tarde en la Plaza de España para intentar aclarar su situación, tras haber sido convocados a través de un foro de internet.

La mayoría de las personas que acuden a la reunión rechazan la presencia de la prensa porque creen que el hecho de que el caso haya saltado a los periódicos les perjudica y, aunque no quieren dar sus nombres, sí que reconocen que acudieron a la empresa atraídos por los suculentos porcentajes, de entre un 10 y hasta un 35 por ciento, que podían obtener en función del capital invertido a través de los préstamos participativos concertados.

Todos llegaban a la empresa a través del boca a boca de amigos y familiares y, si bien dicen muchos sostienen que todas las cantidades y el pago del dinero estaban convenientemente declarados, también hay quien admite que las inversiones se hacían en dinero "negro o en B". Hay inversores de Sevilla, Villamanrique de la Condesa, Madrid y Barcelona.

Un hombre, que como la mayoría no quiere que aparezca su nombre, llevaba seis años con la inmobiliaria y había prestado primero 60.000 euros y después la misma cantidad. "Siempre han sido puntuales en el pago de los intereses, hasta noviembre pasado". Otros tres hermanos han invertido en total unos 96.000 euros. En ambos casos, muestran su confianza en que, en caso de necesidad, recuperarán sus ahorros con los bienes que el grupo tiene en Rumanía, Checoslovaquia e incluso en Miami. "Aquí hay muchas propiedades, esto no es cosa de sellitos", comentan en clara alusión a las estafas filatélicas de Fórum y Afinsa.

Esta confianza en el empresario, al que algunos se refieren en tono coloquial como Pepe Salas, viene corroborada por el hecho de que, según aseguran, la inmobiliaria les ha pedido "un poco de tiempo" por cuanto la situación obedece a una falta de liquidez por la desaceleración del mercado inmobiliario. "La empresa nos pidió que tuviéramos paciencia porque, de lo contrario, íbamos a obligarla a presentar suspensión de pagos", como al final ocurrió.

De los más de 1.200 afectados, la mayoría son pequeños o medianos inversores que han prestado cantidades entre los 12.000 y 60.000 euros, mientras que sólo un grupo de unos 200 pueden considerarse grandes inversores, pero que a la vez son los que concentran el mayor capital inversos y cuyo intento de recuperar el capital es lo que puede haber desembocado en el proceso concursal presentado en el juzgado de lo Mercantil. A ello se une la denuncia presentada en el juzgado de guardia por uno de los pequeños inversores, Manuel Jiménez Hurtado, que podría ser citado en los próximos días para ratificar la presunta estafa que asegura haber sufrido después de que sólo haya cobrado una mensualidad.

El abogado Javier L.F, que invirtió 60.000 euros en Contsa y que ya con anterioridad se vio perjudicado con el caso Fórum, explicó que lleva cuatro años con el empresario José Salas. Desde noviembre no cobra los intereses mensuales, pero aún así le va a dar un voto de confianza al empresario porque considera que la falta de liquidez de la inmobiliaria es "conyuntural", fruto de la situación del mercado. "Pienso que la empresa está haciendo todo lo posible por sacar el barco a flote", afirma Javier L., que añade que el empresario "ha hecho ganar dinero a mucha gente. Si le dejan trabajar, en dos o tres años se recupera".

El abogado asegura que en España hay una decena de empresas como Contsa y cree en las posibilidades de recuperación porque ya han intentado "comprarle" su préstamo, aunque pagando un 30 por ciento de la inversión, lo que a su juicio demuestra que hay gente que confía en las expectativas de la sociedad. Los inversores esperarán al plan de viabilidad que, según sostienen, la empresa va a presentar en la reunión del 3 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios