sevilla f.c.

Alfileres para la retaguardia

  • Pareja será intervenido hoy en el mismo sitio que lo fue Carriço hace una semana, debido a sus problemas con el pubis

  • Kjaer, Lenglet y Mercado, para la fase más dura

Kjaer hace ejercicio con unas correas elásticas en la sesión de ayer. Kjaer hace ejercicio con unas correas elásticas en la sesión de ayer.

Kjaer hace ejercicio con unas correas elásticas en la sesión de ayer. / josé ángel garcía

Las desgracias no vienen solas, decía el viejo aserto popular. En el caso del Sevilla parece que las desgracias acumuladas en la defensa cumplen a la perfección el dictado de los agoreros, que podrán darse golpes de pecho y sacar el recurrente "yo lo avisé" ante el nuevo inconveniente en el eje de la zaga. Una semana después de que lo hiciera Carriço, Pareja tendrá que pasar por el quirófano para corregir las molestias que viene padeciendo en el pubis y que le habían impedido disputar el último partido antes del parón. Así lo anunció este miércoles el club a través de su página web. En esta ocasión ni siquiera ha esperado a que se realice la operación, como hizo en el caso del portugués, y ante la imparable fuerza de la realidad hizo el anuncio de esta otra operación. El problema queda definido para un eje de la zaga cogido con alfileres, justo cuando llega la fase de partidos más complicados.

"El pubis de Nico Pareja ha dicho basta y los doctores aconsejan pasar por el quirófano para solucionar unas molestias que aparecieron por primera vez el pasado mes de febrero y que se acentuaron definitivamente en septiembre hasta el punto de no servir los tratamientos conservadores", comenzaba la nota del club, que data ya el inicio de la dolencia hace nada menos que ocho meses. En Getafe, a finales de agosto, tuvo que ser sustituido al descanso porque el problema volvió a dar la cara. Así, ha entrado y ha salido del equipo hasta ahora.

Es muy difícil no relacionar esta lesión de pubis con la excesiva carga de partidos que tuvo Pareja la temporada pasada, tras la grave lesión que sufrió en la rodilla en abril de 2015, en San Petersburgo, y la larga rehabilitación que realizó y que lo tuvo un año apartado de los terrenos de juego. El central argentino jugó y rindió a un buen nivel después de un largo periodo de inactividad por la rotura del ligamento cruzado anterior. Concretamente, disputó en la campaña 16-17 nada menos que 34 partidos oficiales, una buena cifra tras su larga inactividad a sus 32 años: 27 de Liga, seis de Liga de Campeones y el de la Supercopa de Europa. Había reaparecido al final de la Liga 15-16.

Ahora, ya con 33 años, tendrá que estar parado "varias semanas". El parte médico sólo da un tiempo estimado de ausencia. Podría estar mes y medio alejado de los terrenos de juego, es decir, es más que probable que no vuelva a jugar un partido oficial hasta diciembre, con lo que se perderá el duro tramo de siete partidos que el Sevilla afrontará antes del parón de noviembre, y varios de los encuentros después de este último receso para la repesca del Mundial. Además, serán partidos de empaque a domicilio: San Mamés, Moscú, Mestalla, Camp Nou (antes del parón), Villarreal, Real Madrid, éste ya a principios de diciembre, y Anoeta, justo antes de las vacaciones de Navidad.

Al inicio de esta fase, Berizzo apenas podría contar con Kjaer, Lenglet y Mercado, que venía actuando de lateral, como centrales. Todo dependerá también del periodo de baja de Carriço, estimado para "varias semanas". Mercado entrará de forma obligada en la rotación del eje de la zaga, una zona castigada por las sanciones: ya lleva tres amarillas en Liga y Lenglet, dos. Kjaer, solamente una.

El doctor Ramón Cugat, que operó a Carriço del tendón del cuádriceps, intervendrá en el pubis de Pareja. El cirujano aconsejó la intervención tras ver al jugador y sus antecedentes. Pareja tuvo un trabajo específico de recuperación durante las vacaciones, pero forzó para jugar el play off de la Champions, según revela la nota oficial. En Getafe dio la cara la lesión y el tratamiento conservador no ha servido, como pasó con Carriço.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios