laliga 1,2,3 | tenerife-Sevilla Atlético

Condenado por sus propios fallos (2-0)

  • El Sevilla Atlético vuelve por sus fueros y cae derrotado en casa del Tenerife, presa de sus errores.

  • El filial sevillista apenas inquietó a Dani Hernández, casi como un espectador más.

Un lance del partido del Tenerife con el Sevilla Atlético. Un lance del partido del Tenerife con el Sevilla Atlético.

Un lance del partido del Tenerife con el Sevilla Atlético. / SFC

Volvió por sus fueros el Sevilla Atlético, que quebró su racha de dos victorias consecutivas en Tenerife. Sus propios fallos condenaron al filial, que hasta encajar el primer gol pasada la hora de partido, se había mostrado bastante serio atrás.

Poco fútbol y menos ocasiones deparó el primer tiempo. Un inicio fulgurante de partido, con acciones en ambas áreas, hizo pensar en un partido movido, con alternativas. Pero nada más lejos de la realidad. De hecho, poco se vio más allá de una buenísima intervención de Juan Soriano a Mula, que tras un fallo de la zaga, recibió en solitario. La respuesta no tardó en llegar en las botas de Mena, aunque su disparo, algo mordido, lo detuvo abajo bien Dani Hernández.

Tras estas acciones, poco más que llevarse a la boca. Poco fútbol y muchas interrupciones. El filial, bien colocado atrás, intentaba robar la pelota en la primera línea de presión, eso propició alguna que otra recuperación con posterior disparo sin peligro. Por su parte, el Tenerife intentó ponerle algo de salsa al partido en el tramo final de la primera mitad. Longo, tras un medido centro desde la banda derecha, no conectó con fuerza para batir en el palo corto a Juan Soriano, que logró despejar la pelota.

La segunda mitad fue otro cantar. El Tenerife, cuando el partido se reanudó después de varios problemas del árbitro con los sistemas de comunicación, monopolizó las acciones de peligro. El conjunto chicharrero llegaba con asiduidad a las inmediaciones de la portería sevillista, pero sólo la falta de puntería en los últimos metros impedía que los locales inauguraran el marcador.

Milla y Mula lo intentaron con disparos lejanos que se fueron altos. La ocasión más clara la tendría Longo, quien se aprovechó del fallo en el despeje de Berrocal para recibir en una idónea posición la pelota. Su remate, cerca del área pequeña, se marchó alto. El primer gol era cuestión de minutos.

Por banda derecha Suso Santana era un auténtico puñal. Cada vez que tocaba la pelota, el olorcillo a peligro crecía. De hecho, por su lado llegó el primer tanto. El chicharrero centró desde la derecha y Mula le comió la tostada a Pozo, estático, para rematar a puerta. La pelota entró con muchísima intriga.

El Sevilla Atlético era un pelele en manos de un Tenerife que manejaba el partido a su gusto. El filial era incapaz de generar algo de verdadero peligro y, pese al gol, continuó con insistencia buscando la portería de Juan Soriano. De hecho, un disparo mordido de Pozo a centro de Boutobba fue de lo poco potable que el filial generó como respuesta.

Tras una pelota larga llegó el segundo. Malbasic corrió para encontrarse con un balón despejado desde el campo local, Juan Soriano midió mal en la salida para intentar cortarla y el atacante serbio apenas tuvo que encarar portería para, sin oposición, agrandar la renta tinerfeña.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios