Flores hacia el Jiménez entrenador

  • Míchel dice del ex sevillista que ofrece más riqueza táctica que la idea de "honradez" con que la gente lo recuerda de jugador · "Lo del año pasado no se hace sólo con carácter".

Comentarios 1

Manolo Jiménez es uno de los nombres que más controversia sigue levantando en el Sevilla. Jamás pasa desapercibido para los aficionados sevillistas, que siguieron con atención la remontada que protagonizó el curso pasado para salvar al Zaragoza, la mayor en la historia de la Liga al sumar 31 puntos en la segunda vuelta. Famoso fue el día en que dijo sentir vergüenza e hizo mutis por el foro, en Málaga. Desde aquel gesto, celebrado con sorna por sus detractores, sus defensores empezaron a festejar los puntos que sumaba, hasta concretar el milagro. Su carácter salió a relucir, pero Míchel, en su amplia comparecencia de ayer, terció y le echó flores como entrenador en un sentido mucho más amplio. "Lo que hizo el año pasado no se logra sólo con carácter, sino con capacidad".

Míchel y Jiménez se han visto en pocas ocasiones, aunque son muy recordadas aquellas intensísimas semifinales de la Copa del Rey entre Sevilla y Getafe, en febrero de 2010. Ganó el madrileño en tres de sus cuatro enfrentamientos: la vuelta copera por un insuficiente 1-0, el curso pasado en el Sevilla-Zaragoza (3-0) y el Sevilla-Getafe de la temporada 09-10 (1-2) antes de que la destitución del arahalense. Jiménez sólo le ganó una, y le valió para clasificar al Sevilla a la final de Copa, con el desenlace ya conocido. "La gente, cuando habla de Jiménez, lo recuerda mucho como futbolista, y, sin embargo, sus equipos tienen mucho más que lo que tenía como futbolista, que era carácter, decisión y honradez... Son equipos que juegan muy bien al fútbol, son intensos, aprietan bien, tienen cintura a la hora de moverse en cuanto a sistemas y jugadores...", explicó halagador.

El Zaragoza sólo ha ganado uno de los cuatro partidos que ha jugado en casa y eso le levanta las orejas a Míchel. "Me alerta mucho más, no vaya a ser que quieran cambiar la racha con nosotros. Yo del Zaragoza siempre tengo una sospecha, porque ha pasado situaciones muy malas y siempre las ha resuelto por carácter y competitividad, y mucho más con el entrenador que tienen, es algo propio de los equipos de Manolo Jiménez", dijo en otro halago a su homólogo. "No me fío de las estadísticas, porque las positivas, por ejemplo, hacia nosotros nos hicieron perder en Vigo", añadió de forma ilustrativa. Además, en la capital maña entienden que el Sevilla ofrece una mejor oportunidad para sumar que las siguientes citas con Madrid y Barcelona: "Sabemos que el calendario está así y que los equipos juegan con el Sevilla antes que con los grandes, por eso no queremos ser la última tabla de salvación de los equipos antes de jugar contra los grandes y para ello tenemos que ser nosotros y jugar a tope, porque si no ocurre lo que pasó en Vigo", recordó de nuevo. Pero lo del Celta quedó atrás: "Hay que jugar como equipo y forjar nuestro carácter como hicimos ante el Mallorca, teníamos que jugar como grupo para ganar y así lo hicimos".

Analizados todos los aspectos futbolísticos del Sevilla como equipo, tocaba hablar de algunos nombres propios. Como siempre, salió el asunto de Reyes: "Soy un gran defensor de Reyes. Quiere que lo evalúe constantemente, él se fía de mí y nosotros lo que queremos es que se olvide del Reyes que ha sido y sea un nuevo Reyes. Es un reto para él, con todo lo que ha sido como futbolista, como estrella desde muy joven. Tiene que cambiar su rol y su idea. No queremos que sea ni mejor ni peor, sino que se actualice. Y lo está haciendo, pero no es tan fácil".

Otro nombre propio fue el de Medel y sus problemas de carácter: "El día del Barcelona no hizo nada y le cayeron dos partidos. En su país está perseguido y debe ser difícil -dijo en referencia a la prensa del corazón-, podríamos decirle que no vaya a su país, pero es imposible. Gary es un hombre muy fuerte y muy activo y, normalmente, nos da más que nos quita. Lo prefiero así, porque además es un complemento perfecto para los demás y no hay ninguno como él". El mejor ejemplo es cómo complementa a Maduro, de quien dijo que "está respondiendo muy bien, pero necesita el aceite, o el vinagre, según se mire, de Medel". "Ambos son complementarios y eso a nivel físico también afecta, porque Medel corre por el resto", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios