Ganso, un talismán que querría más protagonismo

  • El brasileño lleva cuatro goles en nueve partidos y está invicto con siete triunfos y dos empates

Ganso golpea con su pie izquierdo para hacer el 1-1 en Maribor. Ganso golpea con su pie izquierdo para hacer el 1-1 en Maribor.

Ganso golpea con su pie izquierdo para hacer el 1-1 en Maribor. / antonio bat / efe

El gol de Ganso en Maribor, bien es cierto que con la colaboración del meta Handanovic, que manchó su gran partido, pone en la palestra de nuevo la situación del brasileño. Es de los menos jugadores usados por el cuerpo técnico que dirige Eduardo Berizzo, pues sólo tiene por detrás a Geis, Carole y los lesionados Pareja y Carriço, además de Montoya y Borja Lasso, que ya no cuentan prácticamente. Sin embargo, es talismán para el equipo: si él juega, el Sevilla no pierde.

El exquisito mediocampista brasileño, con problemas de ritmo competitivo que a nadie escapan, puede ser un arma importante para ciertos partidos, para equipos medios o inferiores que se encierran como hizo el Maribor. Con su salida, el Sevilla tuvo más llegada y más remate, de hecho él pudo marcar dos goles más, uno de cabeza y otro llegando al remate al segundo palo, además del tanto que hizo desde fuera del área. Con su debut goleador en la Champions lleva en total nueve partidos jugados, cuatro completos, y dos como suplente: en Villarreal y en Maribor. Acumula cuatro goles en sus siete victorias y dos empates. No ha perdido aún, aunque no ha jugado ante los grandes: Espanyol, Getafe, Eibar, Girona, Las Palmas y Cartagena, allí y aquí, completan la nómina de rivales.

Lógicamente, enero le abre una ventana, porque quiere jugar más. "Sí, sí, sin duda es lo que quiero, es lo que quiere todo jugador", dijo en Maribor. "Cuando no juegas mucho, el jugador siempre piensa en salir", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios